Euforia papal del 2015

Ramón Arias | 21 de septiembre de 2015

El National Catholic Reporter informó el viernes que fuentes del Vaticano dijeron que el Papa tiene la intención de visitar varias ciudades en Estados Unidos (EE.UU.), especialmente la ciudad de Filadelfia a finales de septiembre 2015, durante el Encuentro Mundial de las Familias de la Iglesia Católica. El encuentro internacional se lleva a cabo cada tres años. Esta es la primera visita del Papa a EE.UU. y para millones de católicos, su visita de seis días será un tiempo de gran celebración, pero para aquellos que están involucrados en la seguridad, este evento es de gran preocupación.

Otros tres Papas han visitado a los EE.UU.: En 1965, el Papa Pablo VI fue el primero. El Papa Juan Pablo II realizó la segunda visita papal a EE.UU. en 1979, 1993 y 1999. la visita del Papa Benedicto XVI se llevó acabo en 2008.

¿Por qué hay tanto interés en la visita del Papa a los Estados Unidos? El número de adherentes a la Iglesia católica en este país está creciendo, sobre todo con la llegada de inmigrantes de América Latina, tanto legales como ilegales. Hay 69.4 millones de miembros católicos en los Estados Unidos; que comprende aproximadamente el 22% de la población.

Desde el inicio de la historia católica, el Papa ha jugado un papel importante en la religión, la política y la economía.

Francisco es el primer papa de América Latina; nació en Argentina. Su elección se llevó a cabo en un momento en que la Iglesia Católica estaba perdiendo millones de miembros. El 13 de noviembre de 2014, el Centro de Investigación Pew sacó un artículo titulado, “Religion in Latin America, Widespread Change in a Historically Catholic Region” (Religión en América Latina, el cambio generalizado en una región históricamente católica):

"América Latina es el hogar de más de 425 millones de católicos – casi el 40% de la población católica total del mundo – y la Iglesia Católica Romana tiene ahora un Papa latinoamericano por primera vez en su historia. Los datos históricos indican que la mayor parte del siglo 20, a partir de 1900 a través de la década de 1960, al menos el 90% de la población de América Latina era católica .... En casi todos los países encuestados, la Iglesia Católica ha experimentado pérdidas netas de cambio religioso, como muchos latinoamericanos se han unido a las iglesias protestantes evangélicas o rechazado la religión organizada en conjunto". 1

Estas estadísticas deberían poner en perspectiva la visita papal a los Estados Unidos. La cultura de una sociedad es la suma de sus creencias. Técnicamente cada ser humano que ha vivido, vive y vivirá en este planeta está influenciado por una visión religiosa del mundo, si lo prefieres, puedes llamarle ideología. Las ideas puestas en práctica son como semillas sembradas en el suelo que producirán de acuerdo a su propia especie.

La gran mayoría de los católicos estadounidenses no tienen ninguna idea de la  influencia que la Iglesia Católica Romana ha tenido desde la llegada de Cristóbal Colón en 1492. Los que han ido de vacaciones a América Latina, en su mayoría, están hipnotizados por la cultura y el folclor sin realmente entender la causa de su rezago.

¿Alguna vez te has preguntado por qué América Latina es tan diferente de los Estados Unidos y Canadá, ya que estamos en el mismo hemisferio? Latinoamérica es rica en recursos naturales y la gente es muy ingeniosa y trabajadora. ¿Por qué entonces hay tanta pobreza, miseria, corrupción, opresión, revoluciones, contra revoluciones, tiranía, corrupción, crimen, la aceptación de la ideología marxista, también conocida como el socialismo, donde generación tras generación vive en decadencia social? Encontramos las respuestas a estas preguntas cuando entendemos la diferencia entre los conquistadores españoles y portugueses, y el propósito de la llegada de los ingleses protestantes Peregrinos en 1620.

En mayo de 1996, tuve una reunión privada con el secretario de los obispos latinos donde mi amigo y yo le presentamos y explicamos un plan que, en caso de aplicarse, ayudaría a la Iglesia Católica darle un giro  al continente Latino y ayudar a romper con los 500 años de miseria que la inmensa mayoría de la población experimenta. También, el mismo pondría un alto en seco a la teología de la liberación o la teología de la liberación negra como se le conoce aquí en Estados Unidos que logró un poco más de atención debido a los 20 años que Obama tuvo con el pastor Jeremiah Wright. Wright es uno de los principales defensores de esta ideología en EE.UU. Le pregunté al secretario, en ese entonces, que le presentara el plan al cardenal Ratzinger, y le pedí que se lo presentara al Papa de aquel tiempo, quien era Juan Pablo II.

El cardenal Ratzinger, era el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y estaba allí para dirigir la reunión de la Congregación para la Doctrina de la Fe con los presidentes de las Comisiones Doctrinales de las Conferencias de Obispos de América Latina.

No mucho tiempo después de la reunión, en uno de los principales periódicos de México, leí en una de las últimas páginas con letra muy pequeña un artículo casi escondido que decía, "El Papa Juan Pablo II ordena a los obispos de América Latina estudiar las razones por las que los Estados Unidos de América es tan próspero a pesar de ser una sociedad protestante". No tengo duda de que descubrieron la importancia del protestantismo. Hasta hoy todavía estoy esperando y buscando para ver qué fue el resultado de ese estudio publicado, y si lo publicaron para que el público pudiera leerlo y estudiarlo. El cardenal Joseph Ratzinger llegó a ser el Papa Benedicto XVI. América Latina sigue sufriendo una agitación social innecesaria.

Hay una gran diferencia entre la religión cristiana y la Revelación bíblica cuando se aplica en todas las áreas de la vida. Sin la Reforma bíblica no hay esperanza para América Latina, no importa cuántos Papas Latinos surjan de entre sus rangos.

Alexis de Tocqueville, era un aristócrata francés, católico romano, pensador político, historiador y filósofo social que llegó a los EE.UU. en 1831. Él escribió Democracy in America (Democracia en América), un estudio de dos volúmenes acerca del pueblo estadounidense y su cristianismo y las instituciones políticas. Te animo que medites sobre el texto de abajo y hagas una mayor investigación acerca de su declaración y también que conozcas lo que realmente hizo grande a Estados Unidos. El siguiente extracto fue tomado del Capítulo XVII del libro Democracia en América, Capítulo XVII:

"Al lado de cada religión ha de encontrarse una opinión política, que está conectada con ella por afinidad. Si a la mente humana se le deja seguir su propia determinación, regulará las instituciones temporales y espirituales de la sociedad de una manera uniforme, y el hombre se esforzará, si se me permite decirlo, para armonizar a la tierra con el cielo. La mayor parte de la América británica estaba poblada por hombres que, después de haberse sacudido la autoridad del Papa, no reconoció ninguna otra supremacía religiosa: trajeron con ellos al Nuevo Mundo una forma de cristianismo que no puedo describir mejor que catalogarla una religión democrática y republicana. Esto contribuyó poderosamente al establecimiento de una república y una democracia en los asuntos públicos; y desde el principio, la política y la religión contrajeron una alianza que nunca se ha disuelto. … 

“… A mi llegada a los Estados Unidos el aspecto religioso del país fue lo primero que llamó mi atención; y cuanto más tiempo estuve allí, más me di cuenta de las grandes consecuencias políticas resultantes de este nuevo estado en los asuntos. En Francia casi siempre había visto el espíritu de la religión y el espíritu de libertad que marchan en direcciones opuestas. Pero en América encontré que estaban íntimamente unidos y que reinaban en común sobre el mismo país. Mi deseo de descubrir las causas de este fenómeno aumentó de día en día”.

Cuando veas a las masas alabando a su Obispo, pregúntate si Estados Unidos se encamina rápidamente a ser otra cosa que no sea lo que estaba destinado a ser.