Cuando los jueces juzgan constitucionalmente se hace justicia

Ramón Arias | 18 de mayo de 2015

En medio de la tiranía judicial, una chispa de esperanza brota de vez en cuando, cuando un juez se aparta de lo que quieren los enemigos de Dios. El año pasado, un estudiante de secundaria presentó una demanda contra el distrito escolar de Matawan-Aberdeen, en Nueva Jersey, sobre la base de que el juramento a la bandera, que incluye las palabras "bajo Dios", viola sus derechos como ateo cuando se recita en la clase.

Si tan sólo se les enseñara a estos jóvenes la Constitución de los Estados Unidos y su Constitución del Estado tal vez serían más agradecidos por su país. Familiarizarse con los documentos de fundación y la historia cristiana de esta nación los haría pensar dos veces antes de ir a los tribunales. Esto también se aplica a cada ciudadano y organización como la Unión Americana de Libertades Civiles [ACLU, las siglas en inglés] que constantemente, bajo la mentira de la separación de Iglesia y Estado, ha causado estragos en todo el país y continúa haciéndolo; siempre encuentran jueces que fallen a su favor o escuelas que no están dispuestas a luchar. 

De vez en cuando, los ateos se cruzan con alguien que los para en seco como el juez de la Corte Superior del Distrito David Bauman, quien en su decisión de 21 páginas emitido el 6 de febrero, desestimó el caso; su fallo fue publicado el lunes 11 de mayo de 2015. El juez Bauman dejó en claro las razones de su desacuerdo con el estudiante de la escuela secundaria no identificado.

Opposing Views (Opiniones Opuestas) escribió un artículo acerca de la decisión del juez Bauman y lee en parte: 

"[L]as palabras ‘bajo Dios’ no violan los derechos garantizados a las personas bajo la Constitución de Nueva Jersey. ...

"'Bajo el razonamiento (de los miembros de la asociación), la misma constitución bajo la cual (los miembros) piden reparación por la percepción de marginación atea puede por sí misma ser considerada inconstitucional, una proposición absurda que (los miembros de la asociación) no han avanzado y no pueden avanzar aquí’, Bauman escribió . ...

"'A pesar de que el niño cuya familia trajo el caso puede sentirse «marginado» por la frase «bajo Dios», eso no es razón suficiente para eliminar las palabras’, dijo Bauman".

El Conservative Tribune (Tribuna Conservadora) también informó sobre la decisión del juez:

"La protección de los estudiantes de puntos de vista e ideas que puedan ofenderlos o perturbarlos no es y nunca ha sido el papel de las escuelas públicas en Estados Unidos, ...

"Como cuestión de tradición histórica, las palabras ‘bajo Dios’ pueden no más ser borradas de la conciencia nacional que las palabras ‘En Dios Confiamos’ de cada moneda en la tierra, que las palabras ‘con la ayuda de Dios’ de cada juramento presidencial desde 1789, o que la oración que ha abierto todas las sesiones del Congreso de los asuntos legislativos desde 1787".

El blog también reportó sobre el comentario del juez que: "aún la Constitución del Estado de Nueva Jersey hace referencia a Dios, lo que significa que ‘la constitución misma bajo la cual’ el estudiante buscó ‘rectificar por la percepción de marginación atea podría ser considerada en sí inconstitucional’, una noción que el juez describió como ‘absurda’".

Ahora leamos lo que el Preámbulo de la Constitución de 1947 el estado de Nueva Jersey dice:

(Actualizada a través de las enmiendas aprobadas en noviembre de 2014)

 Una Constitución acordada por los delegados de la gente de Nueva Jersey, en la Convención, comenzado en la Universidad de Rutgers, la Universidad Estatal de Nueva Jersey, en New Brunswick, a los doce días del mes de junio, y continuó hasta el décimo día de septiembre, en el año de Nuestro Señor un mil novecientos cuarenta y siete.

Nosotros, el pueblo del Estado de Nueva Jersey, gracias a Dios Todopoderoso por la libertad civil y religiosa que Él ha permitido tanto tiempo que disfrutemos, y mirando a Él para una bendición sobre nuestros esfuerzos para asegurar y transmitir la misma de manera intacta para generaciones sucesivas, ordenamos y establecemos esta Constitución.

El juez David Bauman hizo lo que su juramento del cargo exigió que hiciera: "Yo, solemnemente juro (o afirmo) que apoyaré la Constitución de los Estados Unidos y la Constitución del Estado de Nueva Jersey, y que daré fe verdadera y lealtad a la misma y a los Gobiernos establecidos en los Estados Unidos y en este Estado, bajo la autoridad del pueblo con la ayuda de Dios".

¿Crees tú que los ateos van a alejarse de esta lucha sin importar cuán claras las Constituciones dicen que somos una nación en relación con el Dios de toda la creación y el Gobernante Soberano de las naciones? No cuentes con ello, su objetivo es callar a los cristianos y borrar nuestra herencia cristiana en Estados Unidos. Su visión para el futuro de Estados Unidos es hacer de ella una nación sin Dios. La pregunta persiste, ¿qué futuro desean los cristianos para este país y el mundo?

John Adams dijo: "Nuestra Constitución fue hecha sólo para un pueblo moral y religioso es totalmente inadecuada al gobierno de cualquier otro".

Cuando Adams utilizó el término "pueblo religioso" fue en referencia a los cristianos bíblicos. El cristianismo era la fe de la mayoría de la población antes, durante y después de la Guerra de la Independencia.

Su primo, Samuel Adams, dijo, "Ni la Constitución más sabia ni las leyes más sabias asegurarán la libertad y la felicidad de un pueblo cuyas costumbres son universalmente corruptas".

No es suficiente llamarnos cristianos; debemos ser ejemplos de lo que significa vivir la vida de Dios en el Espíritu aquí y ahora. Las personas que no conocen a Dios deben ser capaces de conocerlo escudriñando nuestras vidas y llegar a la conclusión de que tenemos algo que ellos anhelan tener. Entonces, tal vez sus corazones estarán abiertos a escuchar acerca de la salvación y señorío de Cristo. Por otro lado, si no oyen o ven algo diferente entonces no hay desafío o apelación para que cambien. Esto sólo les animará a discipular a la nación hacia la impiedad.

"Y tú, hijo de hombre, dile a los hijos de tu pueblo: ‘La justicia del justo no lo salvará el día de su transgresión, y la maldad del impío no le será tropiezo el día que se aparte de su maldad; como tampoco el justo podrá vivir por su justicia el día que peque’". Ezequiel 33:12

Los cristianos sólo de nombre no pueden engañar a Dios, ninguno de nosotros puede. Si somos genuinos Él lo sabrá y otros sabrán también. Esta es la razón que Dios deja en claro que si dejamos de ser justos nos hacemos peor que el incrédulo y nuestra vida está en serios problemas, sin embargo, podemos estar tranquilos al saber que la manera de restaurar nuestra relación con la Divinidad es a través del arrepentimiento, darle a espalda a nuestros malos caminos y dejar que Dios nos use para la sanidad de la nación.