¿Sabes lo que se supone que Obama sabe?

Ramón Arias | 9 de febrero de 2015 

Barack Hussein Obama, en el Desayuno Nacional de Oración de este año, 2015, repitió  de nuevo lo que ha venido haciendo. No desaprovechó la oportunidad de ridiculizar al cristianismo y salir en defensa del Islam. Condenó a las Cruzadas "bárbaras", la Inquisición, y sacó a relucir la esclavitud y el Jim Crow para avivar las llamas del racismo. Le recordó al público lo horrible que ha sido la gente blanca y lo sigue siendo. Concluyó con una reprimenda final a los líderes religiosos en decirles que dejen de hablar en contra de la anticoncepción financiada con fondos públicos o el matrimonio entre personas del mismo sexo. 

Ya sé que Obama es peor que un neófito en su conocimiento bíblico, pero me resulta difícil de creer que él también es, histórica y filosóficamente analfabeto. Pero no está solo; él está en buena compañía con la mayoría de los más de dos mil millones de cristianos profesantes en el mundo que parecen estar en la misma condición.

Obama debe saber que las Cruzadas fueron más como una respuesta a la agresión islámica, la destrucción indiscriminada, la muerte, el sufrimiento y la esclavitud en el Medio Oriente y Europa. ¿Alguien tiene alguna idea de cómo se vería el mundo si el Islam hubiera conquistado a Europa?

¿Es Obama tan ignorante como la mayoría de la gente acerca de la historia de la esclavitud de los negros y el papel que los musulmanes jugaron en esclavizar a los africanos y cómo enviaron a millones de ellos a través del Atlántico? ¿Sabrá él que incluso enviaron a un mayor número de ellos a territorios árabes? Si Obama está tan interesado en saber sobre la esclavitud, debe familiarizarse con John Alembillah Azumah, o leer su libro "Legacy of Arab-Islam in Africa” [“El legado del conflicto árabe-Islam en África”]. El Sr. Alembillah Azumah nació y se crió en el norte de Ghana, en el oeste, sub-África sahariana. Él es negro y señala que eran los musulmanes negros convertidos al Islam en África Occidental quienes capturaban y vendían a otros negros africanos no musulmanes en el comercio transatlántico de esclavos.

El Sr. Azumah también produjo un video corto que resume el trato de esclavos árabe-islámico en comparación con el comercio transatlántico de esclavos de América. Abrirá la comprensión de todos, no sólo la de Obama.

La Inquisición fue una mancha de sangre horrible en el cristianismo bajo el liderazgo de los papas católicos, sin duda. Sin embargo, nunca se puede comparar con los millones que los musulmanes masacraron desde el nacimiento de la religión hasta la conquista de la parte norte de África, el Medio Oriente y partes de Europa. No nos olvidemos de los más de 100 millones de personas que fueron sacrificados por la religión del marxismo en los esfuerzos para implementar su ingeniería social y crear una utopía. ¿Crees que Obama sabe de esto? A pesar de la corrupción de algunos en el liderazgo del cristianismo; la influencia del cristianismo para el bien en el mundo es innegable.

¿Sabe Obama, o sabes tú, que la mayoría de los abolicionistas comprometidos en Estados Unidos eran cristianos? También fueron los cristianos los que destruyeron la ley de Jim Crow. Pero Obama no se atreve a reconocer o admitir que los musulmanes, en gran parte, esclavizan hoy en día bajo la ley islámica llamada Sharia. Hay otro libro que Obama y tú deberían leer, "Setting the Record Straight: American History in Black and White” [“Poniendo las cosas en claro: la historia americana en Blanco y Negro”], escrito por el historiador David Barton. Todos los liberales, progresistas o demócratas deben aprender algo acerca de su historia en relación a la esclavitud; cada ciudadano estadounidense se beneficiaría en gran manera por la información contenida en estos libros. 

No es ningún secreto que Obama ha sido un fuerte promotor del estilo de vida homosexual; incluso usa la Biblia para justificar ese tipo de preferencia sexual perversa. Una vez más, está en buena compañía, ya que muchos teólogos, pastores, cristianos y las iglesias están de acuerdo con él, a pesar de que la Biblia no está de acuerdo con todos ellos. 

¿Recuerdas haber escuchado acerca del pastor Jeremiah Wright durante la campaña presidencial en el 2008? Los medios de comunicación, quizá lo recuerdes, tocaron sus sermones incesantemente. ¡Por más de 20 años Obama asistió a la iglesia de Jeremiah Wright bajo sus enseñanzas y escuchó sus sermones tempestuosos! No hay duda de que la iglesia de Wright, y su teología de la liberación negra y el odio hacia los blancos en Estados Unidos, complementaron los ideales y las creencias marxistas de Obama.

La razón por la que Obama se inclina con más simpatía hacia el Islam tiene que ver con la educación de su niñez en Indonesia y la religión islámica. Su familia y parientes musulmanes en África, sin duda juegan un papel importante en todo esto.

Desde que escuché a Obama hablar por primera vez en la convención demócrata de 2004, me quedó muy claro que es un marxista fuerte y comprometido en su visión del mundo y justifica los medios para llevar a cabo sus convicciones. Nadie que realmente lo entiende debe sorprenderse por las cosas que dice y hace. Vive sus convicciones. 

El orador principal de este año en el Desayuno Nacional de Oración fue Darrell Waltrip, ex piloto de NASCAR y una gran figura del salón de la fama. Pronunció un poderoso mensaje a una audiencia que incluía el Dalai Lama; un mensaje que Estados Unidos y el mundo necesitan escuchar. Te recomiendo que escuches su mensaje inspirador: "Si usted no conoce a Jesucristo como su Señor y Salvador ... se va a ir al infierno", dijo Waltrip.

Los Obama escucharon el mensaje y la clara distinción de la realidad incomparable del poder transformador de la vida de Jesús desde adentro hacia afuera. Con todo mi corazón yo oro para que Obama y su esposa realmente acepten a Jesucristo para que puedan experimentar, sin ninguna sombra de duda, la reconciliación a través de Cristo con el Padre celestial; lo mismo espero que suceda con los que estaban presentes y los pueblos del mundo que estaban escuchando.

¿Sabrá Obama y sabes tú, que la única manera de sanar a este mundo enfermo, miserable, lleno de sufrimiento y sangriento es aceptando la voluntad de Dios aquí en la tierra como en el cielo? Ninguna religión o ideología se puede comparar con la fe bíblica, la moral bíblica, la ley bíblica, la educación bíblica y la libertad bíblica. Otros, cuyos nombres son mucho más conocidos que el mío están de acuerdo: 

Fe 

Daniel Webster, refiriéndose a los Peregrinos, dijo lo siguiente en 1820: "Nuestros padres fueron traídos aquí por su gran veneración de la religión cristiana. Viajaron por su luz, y trabajaron en su esperanza. Buscaron incorporar sus principios con los elementos de su sociedad, y difundir su influencia, por medio de sus instituciones, civiles, políticas, literarias” [que eran los medios de comunicación de su tiempo].

Él también dijo: "Si nos mantenemos en los principios que se enseñan en la Biblia, nuestro país irá prosperando y prosperando; pero si nosotros y nuestra posteridad descuidamos sus instrucciones y autoridad, nadie puede decir cómo una catástrofe repentina nos puede abrumar y enterrar toda nuestra gloria en profunda oscuridad".

Moralidad

Samuel Adams, conocido como el Padre de la Revolución Americana dijo, “Una disolución general de los principios y modales será más seguro lo que derroque las libertades de América que toda la fuerza del enemigo común. Mientras la gente es virtuosa no pueden ser sometidos; pero una vez que pierden su virtud estarán listos a renunciar a sus libertades al primer invasor externo o interno. Si la virtud y el conocimiento se difunden entre el pueblo, nunca serán esclavizados. Esta será su gran seguridad”.

El segundo presidente John Adams dijo: "No tenemos un gobierno armado con poder que sea capaz de contender con las pasiones humanas que no sean restringidas por la moralidad y la religión. La avaricia [codicia], la ambición, la venganza ... rompería las cuerdas más fuertes de nuestra Constitución como una ballena pasa por una red. Nuestra Constitución se hizo sólo para un pueblo moral y religioso. Es totalmente inadecuada para el gobierno de cualquier otro".

Ley

La Constitución de Connecticut de 1638 dice, "La elección de los magistrados públicos le pertenece al pueblo, por asignación de Dios ... El privilegio de la elección ... no debe ser ejercida de acuerdo a sus humores [caprichos], pero de acuerdo a la bendita voluntad y ley de Dios".

El 6o presidente de EE.UU., John Quincy Adams, dijo, "Desde el día de la Declaración ... ellos [el pueblo estadounidense] estaban obligados por las leyes de Dios, que todos ellos, y por las leyes del Evangelio, el que casi todos, reconocen como las reglas de su conducta."

John Jay (1745-1829) uno de los fundadores, devoto cristiano, es conocido como el "padre del conservatismo estadounidense."  El Presidente George Washington nombró a Jay como el primer presidente de la Corte Suprema de Estados Unidos. Jay dijo:

"Ninguna sociedad humana ha sido capaz de mantener el orden y la libertad, tanto en la cohesión y la libertad, aparte de los preceptos morales de la religión cristiana aplicada y aceptada por todas las clases. En caso de que nuestra república llegue a olvidar este precepto fundamental de la gobernanza, los hombres están determinados a deshacerse de sus responsabilidades por el libertinaje y entonces este gran experimento seguramente será condenado".

Noah Webster, el autor del primer diccionario Inglés exhaustivo, 1828, y el educador más influyente del siglo XIX en Estados Unidos dijo: “Los principios y preceptos morales contenidos en las Escrituras deben ser la base de todas nuestras constituciones y leyes civiles. Todas las miserias y males que los hombres sufren del vicio, el crimen, la ambición, la injusticia, la opresión, la esclavitud y la guerra, proceden de su desprecio o descuido de los preceptos contenidos en la Biblia.” 

Educación

Consideremos una de las reglas originales de la Universidad de Harvard establecida en  1636, que dice: "Que cada estudiante sea claramente instruido, y seriamente presionado para considerar así, el principal fin de su vida y estudio es, conocer a Dios y Jesucristo, que es eterna vida, (Juan 17: 3), y por lo tanto para poner a Cristo en el fondo, como el único fundamento de todo conocimiento solido y de aprendizaje".

Benjamín Franklin advirtió sobre el peligro de la ignorancia porque produce esclavitud: “Una nación de hombres bien informados que se les ha enseñado a conocer y valorar los derechos que Dios les ha dado no pueden ser esclavizados. Es en la región de la ignorancia que comienza la tiranía".

Libertad 

En 1775, en la convención de Virginia Patrick Henry dio un conmovedor mensaje en apoyo de tomar las armas para defender la libertad: "Es la vida tan querida, o la paz tan dulce, que se puede comprar al precio de cadenas y de la esclavitud? Prohíbelo, Dios Todopoderoso! - no sé qué curso pueden tomar otros; Pero en cuanto a mí, dadme la libertad o dadme la muerte!"

David Ramsay (1749 - 1815), médico e historiador de Carolina del Sur y uno de los primeros historiadores de la Revolución Americana, dijo: "No puede haber felicidad política sin libertad; no puede haber libertad sin moralidad; y no puede haber moralidad sin religión".

Es inequívoco que para los Padres Fundadores la religión significaba el cristianismo bíblico y nada más. Ellos tenían 156 años de pruebas de su eficacia antes de que firmaran la Declaración de Independencia. 

"Todo aquel que introduzca en los asuntos públicos los principios del cristianismo primitivo cambiarán la faz del mundo". - Benjamín Franklin

"Siempre he dicho y siempre diré que la lectura estudiosa del Sagrado Volumen nos hará mejores ciudadanos". - Thomas Jefferson

"La mayor gloria de la Revolución Americana fue ésta: que conectó, en un vínculo indisoluble, los principios del gobierno civil con los principios del cristianismo". - John Quincy Adams

"Nuestras leyes y nuestras instituciones necesariamente deben basarse y encarnan las enseñanzas del Redentor de la humanidad. Es imposible que deba ser de otra manera. En este sentido y en esta medida, nuestras civilizaciones y nuestras instituciones son enfáticamente cristiana". - Corte Suprema 1883 Corte Suprema de Illinois”

 Jamás debemos olvidar:

"Dios que nos dio la vida nos dio la libertad. ¿Pueden las libertades de una nación estar seguras cuando hemos eliminado la convicción de que estas libertades son el regalo de Dios? De hecho tiemblo por mi país cuando pienso que Dios es justo, que su justicia no puede dormir para siempre ... ". Thomas Jefferson