Houston, tenemos un problema de dictadura

Ramón Arias | 20 de octubre de 2014

La frase popular "Houston, tenemos un problema" no se dijo en el vuelo a la luna del Apolo 13 en abril de 1970, sino en la película de 1995. La frase real dicha por John Swigert Jr., más tarde repetida por James Lovell fue: "Houston, hemos tenido un problema aquí". 

Houston tiene un problema monumental que repercutirá en consecuencias nacionales. La oficina de Annise Parker la alcaldesa de Houston ha presentado una demanda legal sin precedentes contra los pastores claves en esa ciudad para que presenten sus sermones a su gobierno, así como correos electrónicos, mensajes de texto, y todo tipo de comunicación con los miembros de sus congregaciones. Si fallan en someterse a su petición los ha amenazado con multas, prisión o ambas. ¿Cuál es su delito? Ellos hablaron en contra de la ordenanza especial de Parker para el segmento LGBT (Lesbiana, Gay, Bisexual y Transexual) en su jurisdicción como una clase protegida.

Emily Conley la editora del contenido social de Alliance Defending Freedom (Alianza para la Defensa de la Libertad), arroja luz sobre el asunto, ella dijo:

"En realidad, Houston, tenemos varios problemas: La ciudad de Houston aprobó una ley que permitiría a los miembros del sexo opuesto a utilizar los baños de los demás, en el nombre de la prohibición de la discriminación', conocida como HERO (Houston Equal Rights Oordinance) [Ordenanza de Houston para la Igualdad de Derechos].

Los votantes no estaban tan emocionados, y respondieron haciendo una petición a la derogación de la ordenanza o, al menos, ponerla a votación. Juntaron más de 50,000 firmas, más de tres veces el número requerido. La secretaria de la ciudad, (a quien se le encarga por ley el examinar y certificar las peticiones) certificó la petición como suficiente. 

Pero el abogado y la alcaldesa desafiaron la ley, dijeron que el número de firmas válidas era menos de lo requerido – y desecharon la petición. En respuesta, varios peticionarios organizaron una demanda. 

Eso no les agradó mucho ... ".

La alcaldesa de Houston es una lesbiana que profesa su estilo de vida abiertamente y fue elegido para un cargo público, por mayoría de votos. ¿Crees tú que su estilo de vida juega un papel en todo esto? ¡No lo dudes por un momento! Nunca aceptes la mentira de que la perspectiva del mundo o las ideas personales de las personas no importan cuando están en cargos públicos. El lío de Estados Unidos se debe a las ideas dominantes que ahora están gobernando sobre nosotros, pero no tienen nada en común con los principios que fundaron a la nación. Estas ideas provienen de los dos partidos políticos dominantes, los cristianos, los ateos, y el multiculturalismo; este es un problema de personas.

¿Alguien ha oído a las cadenas principales de televisión como ABC, CBS y NBC hablar en contra de la alcaldesa de Houston por la acción tan arbitraria y peligrosa en violación a la Constitución al atacar a los pastores, a sus congregaciones, a los cristianos en Houston y, es más, a todo el cristianismo estadounidense? ¡Por supuesto que no!

El periodismo de corriente principal está altamente dominado por "ideas seculares". Siempre van a proteger a los suyos y a luchar contra cualquier persona que ellos consideran ser el "enemigo", en este caso, los cristianos en los Estados Unidos, ya sabes, esas personas que se aferran a sus Biblias y armas de fuego, a quien el entonces senador Obama mencionó en el 2008.

Si seguimos ignorando o negando el verdadero problema de Estados Unidos, será inútil soñar con un futuro mejor. Considera por un momento la generación de Noé en la Biblia, cuyo deseo de corazón era hacer el mal todo el tiempo; el resultado fue una sociedad llena de corrupción y violencia, tanto así que tuvo que ser destruida (Génesis 6). El mal nunca es positivo. Por su propia naturaleza malvada es inmoral y destructiva, y ninguna persona o nación ha sido capaz de sobrevivir sus efectos cuando se le permite expresarse desenfrenadamente. Noé el justo halló gracia delante de Dios, a pesar de su generación perversa, y se restableció la raza humana.

¿Puede un verdadero cristiano negar que Estados Unidos se asemeja a la cultura de Sodoma y Gomorra? Sin duda hay un montón de negadores, no obstante, la historia da fe de que ninguna civilización ha sobrevivido tal condición. Es más fácil culpar a la vida inmoral de la gente como los culpables en vez de entender la verdadera razón de la destrucción de Sodoma, Gomorra y las otras ciudades. Les pido que presten especial atención a la siguiente declaración: Sodoma y Gomorra fueron destruidas porque ¡ni siquiera se pudo encontrar diez justos! ¡DIEZ! Esa es la base para su destrucción horrible (Génesis 18:16-19:29).

Abraham, al enterarse de la destrucción inminente de las ciudades le preguntó al Señor: "'¿En verdad destruirás al justo junto con el impío? Tal vez haya cincuenta justos dentro de la ciudad. ¿En verdad la destruirás y no perdonarás el lugar por amor a los cincuenta justos que hay en ella? Lejos de Ti hacer tal cosa: matar al justo con el impío, de modo que el justo y el impío sean tratados de la misma manera. ¡Lejos de Ti! El Juez de toda la tierra, ¿no hará justicia?’ Entonces el Señor le respondió: ‘Si hallo en Sodoma cincuenta justos dentro de la ciudad, perdonaré a todo el lugar por consideración a ellos'" (Génesis 18:23-26).

Abraham al darse cuenta de que tal vez había establecido el número de justos muy alto, procedió a negociar el número hasta llegar a diez justos: “Entonces Abraham dijo: ‘No se enoje ahora el Señor, y hablaré sólo esta vez. Tal vez se hallen allí diez’. ‘No la destruiré por consideración a los diez’, respondió el Señor. Tan pronto como acabó de hablar con Abraham, el Señor se fue, y Abraham volvió a su lugar” (Génesis 18:32-33). 

Los sinónimos de la palabra justo son muy reveladores; demos un vistazo a algunos de ellos:

De conciencia, ético, respetuoso de la ley, noble, puro, espiritual, recto, virtuoso, sin culpa, caritativo, amable, digno de elogio, encomiable, dedicado, devoto, obediente, equitativo, ejemplar, honesto, fiel, piadoso, inocente, santo, imparcial, irreprochable, íntegro, meritorio, moral, filantrópico, reverente, y bien pensante.

Los antónimos de la palabra justo son: corrupto, deshonesto, inmoral, antiético, injusto, vulgar, malo y desigual.

¿Cuáles valores y prácticas crees que pueden reformar mejor a Estados Unidos y detener su decadencia, los que son justos o injustos? Si las personas son corruptas, entonces, ¿qué se puede esperar? Benjamin Franklin, durante la Convención Constitucional del 28 de junio de 1787, dio una advertencia sin concesiones:

"En estos sentimientos, señor, estoy de acuerdo con esta Constitución, con todos sus defectos, - si son tales; porque creo que un gobierno general es necesario para nosotros, y no hay ninguna forma de gobierno, que lo que puede ser una bendición para el pueblo, si bien administrado; y creo que, aún más, que esto es probable que sea bien administrado por un curso de años, y sólo puede terminar en despotismo, como otras formas han hecho antes que ésta, cuando las personas se vuelven tan corruptas como para necesitar un gobierno despótico, siendo incapaz de cualquier otro". 

En el discurso de despedida de George Washington, él reconoció la importancia de la dirección de Dios: "De todas las disposiciones y los hábitos que conducen a la prosperidad política, la religión y la moralidad son soportes indispensables. . . . La razón y la experiencia nos impiden esperar que la moralidad nacional pueda prevalecer en la exclusión de los principios religiosos".

Sí importa si las personas siguen las normas de Dios para la vida o no. El presidente Abraham Lincoln, el 4 de marzo de 1861, en ​​su discurso inaugural dijo: "La inteligencia, el patriotismo, el cristianismo, y una firme confianza en Él, que aún no ha abandonado a esta tierra favorecida, siguen siendo competentes para ajustar de la mejor manera todas nuestras presentes dificultades". También admitió que Dios gobierna en los asuntos de los hombres y las naciones, cuando proclamó un Día Nacional de Ayuno el 30 de marzo de 1863: "Dios gobierna este mundo. Es el deber de las naciones, así como los hombres de poseer su dependencia sobre el poder prevaleciente de Dios, confesar sus pecados y transgresiones en humilde tristeza. . . y reconocer la verdad sublime que esas naciones sólo son bendecidas cuyo Dios es el Señor".

Las verdades eternas no pueden ser desafiadas por la injusticia y sin consecuencias. Por otro lado, una vez que aceptamos el hecho inalterable de que la justicia es la expresión del verdadero carácter; que es el único valor verdadero de una persona, no el color de su piel, su elegancia o la personalidad carismática. Sólo los cristianos bíblicos podrán guiar el camino a la victoria y a la estabilidad social. 

"La justicia engrandece a la nación, pero el pecado es afrenta para los pueblos". (Proverbios 14:34)

"Cuando los justos aumentan, el pueblo se alegra, pero cuando el impío gobierna, el pueblo gime". (Proverbios 29:2)

"Cuando los justos triunfan, grande es la gloria, pero cuando los impíos se levantan, las personas se esconden". (Proverbios 28:12)

La buena noticia es que los cristianos en Houston y en todo el país están despertando. Se están dando cuenta que tenemos un gran problema. El problema en Houston está en todo el país, es un problema crónico que se debe resolver antes de que llegue la muerte nacional y sea eliminada.

Mi esperanza y oración es y siempre ha sido una reforma bíblica en toda esta nación con efectos en todo el mundo. Cuando llegue ese reforma que marcará el comienzo de un progreso grande y poderoso para la humanidad, inclusive mayor que el de la Reforma de 1517. Vendrá, pero no sin una gran batalla.

El futuro de Estados Unidos no está ni en el multiculturalismo, ni en el color de piel de los pueblos, sino en lo bien que se puedan aprender de memoria el mensaje militante para el Reino de Dios del himno “Onward, Christian soldiers” ("Firmes y adelante huestes de la fe") y ponerse de pie y ser contados a favor de la justicia delante de Dios y los hombres.

A estas alturas, ya sabes que el problema de Apolo 13 fue resuelto. Lo que hay que recordar es qué ocurrió después de que el país fue llamado a la oración por el presidente Richard Nixon, el Senado y la Cámara de Representantes; un torrente de oración fue provocado y el mundo se unió. Las mentes científicas se pusieron a trabajar y resolvieron el problema de regresar a los astronautas de vuelta a casa con seguridad.

Al enterarse del regreso seguro de la tripulación del Apolo 13 el presidente Richard Nixon dijo: "Cuando nos enteramos del retorno seguro de nuestros astronautas, pedí que la Nación observara un Día Nacional de Oración y de Acción de Gracias el día de hoy ..."

Nixon continuó: 

"Este evento nos recordó que en estos días de materialismo creciente, en el fondo todavía hay una gran fe religiosa en esta nación ... Creo que más gente oró la semana pasada que tal vez han orado en muchos años en este país ... Oramos por la asistencia de Dios cuando ... se confronta ... gran tragedia potencial". 

Los cristianos en Estados Unidos pueden resolver el problema de la dictadura.