La razón por la cual el mal prevalece en el mundo

Ramón Arias | 8 de septiembre de 2014

Cuando un ateo profesante reconoce la manifestación del mal, yo no puedo pasar por alto esta aseveración de valor incalculable. El siguiente ejemplo de la Convención Atea Mundial del 2012 en Melbourne, Australia nos será muy útil, la Fundación Atea compró un anuncio de autobús que decía: "Si Dios existe, espero que tenga una buena excusa."

En mis muchos años como ateo profesante, no tenía ninguna explicación satisfactoria para los aproximadamente seis mil años del ciclo histórico de la destrucción humana. Ni siquiera el libro de Darwin "El Origen de las Especies" en el capítulo cuatro de "Selección Natural" o "La preservación de las razas favorecidas en la lucha por la vida" podrían ayudarme a entender la naturaleza humana. Tampoco encontré argumentos convincentes de los que siguieron las suposiciones de Darwin para consolidar su perspectiva atea.

En ese momento de mi vida, mi visión para el futuro de la humanidad era un horrible final de autodestrucción debido a su especialidad en perfeccionar armas de destrucción y la obsesión de una hambre insaciable de lograr el dominio sobre los demás. El diccionario explica los diferentes rostros del mal muy claro:

Adjetivo: una mala acción: travieso, malo, malvado, inmoral, pecaminoso, sucio, vil, deshonroso, corrupto, inicuo, depravado, villano, infame, cruel, malévolo, siniestro, demoníaco, diabólico, maligno, oscuro; monstruoso, impactante, despreciable, atroz, abominable, odioso, horrible, asqueroso, repugnante; ofensivo, informal, sucio.

Incluso si quitamos todas las connotaciones de significado espiritual o sobrenatural de la palabra mal o maldad, el panorama aun es muy sombrío. Cuando yo era un ateo mi rechazo de la existencia de Dios no podía eliminar el problema del mal. Hasta que la humanidad entienda la verdadera fuente del mal, sólo podemos esperar que su manifestación se mueva de menor a más agresivo. ¿Cómo llegué a esta conclusión?

En primer lugar, el ateísmo pone su fe en el hombre y en el universo; su marca social de la bondad nunca ha funcionado, a pesar de la limpieza social mediante el asesinato de cientos de millones y por medio de esclavitud. Sólo pueden producir fracaso tras fracaso, ya que constantemente destruyen naciones en nombre de las buenas intenciones mientras que el sufrimiento solo aumenta sin un aparente fin a la vista.

En segundo lugar, cuando me presentaron la Biblia y finalmente fui capaz de tener una en mis manos por primera vez en mi vida, empecé a estudiarla con mucha seriedad, y permití que la Escritura interpretara la Escritura. Este enfoque es de suma importancia para cada creyente de la Biblia debido a todas las contradicciones doctrinales, la confusión y el desaliento creado, que es el producto de tantas interpretaciones sobre un tema determinado dentro del cristianismo. Muy pronto llegue a la conclusión de que la Verdad revelada de Dios no es el problema, el problema es Su pueblo cuando mezclan su comprensión natural de la vida y el mundo y quieren obligar a que la verdad de Dios se acomode a su molde de la doctrina. Quieren forzar una clavija redonda en un agujero cuadrado, por así decirlo.

La Verdad Revelada de Dios es incomparable. Lo creas o no, realmente es la solución a todos los problemas humanos. Una vez que entendemos que Él es perfecto en carácter y acciones pues es el Todopoderoso, Omnisciente y Omnipresente Dios entonces el mal se comprende fácilmente.

En cuanto a la publicidad en los autobuses de Australia, "Si Dios existe, espero que tenga una buena excusa." La respuesta sencilla es que: Dios existe, y él no necesita ninguna excusa para explicar el mal que se manifiesta en la humanidad. Te diré por qué: todo lo que Dios creó desde el principio en los cielos es perfecto, esto incluye a todos los seres celestiales, que incluyó a Lucifer, más tarde conocido como Satanás. Tenían la libertad de elección de permanecer perfectos o abandonar su perfección. Lucifer y una multitud de sus seguidores decidieron rebelarse contra la perfección de Dios.

La historia de Génesis revela la creación del universo y el propósito del planeta Tierra. Adán y Eva fueron creados perfectos, también con la libertad de elegir de permanecer bajo el plan de Dios o no. Su elección fue una oferta alternativa de desobedecer el único mandamiento que les habían dado. Ellos eligieron la desobediencia y el mal se convirtió en parte del conflicto humano.

Jesucristo vino a destruir las obras del mal pagando el precio para la redención humana. La resurrección de Jesús es la culminación de Su victoria sobre Satanás y el ejército de los ángeles caídos. El plan de la victoria de Dios sigue avanzando en la historia hasta que se complete todo Su deseo. Este es un relato mucho más aceptable para entender el origen del mal.

Cuantas más personas entienden el origen del mal y la opción de la vida nueva sin igual ofrecida por Cristo con todos los beneficios de ser hijos obedientes, mejor será el mundo con su presencia y activismo a medida que continúan derrotando el mal en todas sus formas como Cristo lo ordenó.

El cristianismo también se mueve en ciclos. La razón por la que vemos el mal que prevalece en el mundo se debe a que la mayoría del pueblo de Dios está inmerso en el engaño. Pero ten ánimo, hay esperanza porque la historia también revela un arrepentimiento generalizado que viene y un regreso a los principios divinos. El mundo va a sentir el impacto, y será otra gran derrota contra el mal. Mientras tanto, el pueblo de Dios no se debe desesperar, ni darse por vencido, o renunciar a su compromiso de hacer una diferencia mediante la obediencia a Dios Todopoderoso y a Jesucristo, que tiene todo el poder y la autoridad sobre las naciones.