La supuesta religión pacífica

Ramón Arias | 25 de agosto de 2014

El mundo occidental debe aceptar de una vez y admitir que su posición mítica del Islam como una religión de paz es todo lo contrario. El hecho histórico es que nunca ha sido ni nunca será una ideología de paz con los que difieren.

El Islam, al igual que cualquier otra ideología de la fe, se basa en leyes civiles, económicas y sociales, ya que se establecen en su libro sagrado, el Corán. El Islam también tiene diferentes denominaciones, lo que significa que hay diferentes puntos de vista de la interpretación y aplicación del Corán. Esto no es diferente a cualquier otra ideología ya sea el socialismo, el comunismo, el marxismo, el fascismo, el judaísmo, el hinduismo, el budismo, el taoísmo, y muchos otros, incluyendo el cristianismo, que han cometido atrocidades en nombre de sus creencias y es el fruto de su odio y violencia.

Por supuesto que levantamos nuestras voces en condena por la decapitación horrible y desalmada de James Foley. No olvidemos otro estadounidense, Paul Johnson, quien sufrió el mismo fin, así como el cristiano, nacido de nuevo de Corea del Sur Kim Sun-il, los recientes hombres, mujeres y niños cristianos y otros grupos étnicos, así como los musulmanes de otras denominaciones. Sí, estos musulmanes son asesinos salvajes sin piedad, pero llenos de orgullo cuando gritan las palabras ahora demasiado conocidas a su dios por sus acciones, "Allahu Akbar" [Alá es grande] y desfilan exhibiendo las  cabezas de sus víctimas como prueba de sus "grandes logros".

¿Deberíamos estar en estado de shock? De ninguna manera si es que sabemos la historia del Islam desde sus inicios hasta la actualidad. Las enseñanzas y acciones de Mahoma son una historia de violencia contra cualquiera que se oponga a sus creencias. Desde el principio, él enseñó que la manera de convertir a otros a su fe instituida era y sigue siendo por la fuerza. Hay tantas biografías de Mahoma, pero les recomiendo altamente “The Politically Incorrect Guide to Islam (and the Crusades)”  [La guía políticamente incorrecta del Islam (y las Cruzadas)] por el experto Robert Spencer. Te aseguro que aprenderás acerca de cómo el Islam continúa su misión sin titubear para la conquista mundial y la advertencia de Spencer sobre cómo el Occidente se enfrenta a la misma amenaza como la guerra de las cruzadas contra el Islam de 1096 a 1798 y lo que debemos aprender de esa experiencia. La mayoría de la gente tiene una comprensión equivocada de las cruzadas. La religión del Islam y como decapitan a los infieles, según lo establecido por su líder y profeta Mahoma, dejan en claro que a menos de que los infieles se conviertan al Islam deben ser asesinados. Si se les permite vivir tienen que vivir sin ningún derecho y siempre estarán sujetos a pagar altos impuestos y soportar todo tipo de abusos por el privilegio de vivir entre los musulmanes.

Para los musulmanes, lo primero es lo primero, y eso es eliminar la influencia occidental en el Medio Oriente y volver a como eran las cosas en el siglo VII. En su agenda está el objetivo de eliminar el Estado de Israel y demoler la "democracia" estadounidense y la influencia judeo-cristiana de sus tierras. ¿Significa esto que las naciones fuera del Medio Oriente están seguras? No tan rápido.

Los funcionarios europeos, canadienses, australianos y estadounidenses del gobierno, otros líderes y la población informada están sorprendidos al descubrir que sus ciudadanos musulmanes se están uniendo a la nación ahora declarada como ISIS o ISIL para luchar en la guerra que está rugiendo en el Medio Oriente contra los infieles. Se preocupan de que sus ciudadanos puedan emprender la lucha dentro de sus naciones. Esta preocupación es válida ya que la historia es clara en señalar que el objetivo del Islam es el de dominar el mundo y no sólo partes de él. Esta ha sido la misión declarada desde sus inicios. Ten la seguridad de que los musulmanes, que quieren vivir la pureza y la devoción del Islam y las enseñanzas de Mahoma y de su gloria continuarán esta guerra por todas partes.

Lo que el mundo está presenciando es un resurgimiento del Islam y su crecimiento mundial a más de mil millones, por lo que la constituye la segunda religión más grande. Esta es una clara evidencia de que la gente está buscando un sentido a la vida y creen que lo están encontrando al convertirse en musulmanes.

Mientras que los del Occidente piensan que están haciendo lo correcto e intelectual por ser tolerantes a una "religión de paz" equivocada, pronto tendrán que enfrentarse a la realidad de su irracionalidad. Los musulmanes que viven en las naciones occidentales y otros países fuera del Medio Oriente deben tomar sus posiciones teológicas claras en relación con su fe. Ya no pueden permanecer en silencio acerca de sus convicciones, y la gente alrededor de ellos necesitará saber su posición social, ya que las cosas sólo van a empeorar a medida que los yihadistas continúan su baño de sangre.

El Islam no es la única ideología experimentando un avivamiento; estamos presenciando a otros, como el socialismo, el comunismo-marxismo y el humanismo que marchan con toda su fuerza, con su depravación y la corrupción que infecta a una gran parte del mundo.

Incluso sin la inminente amenaza islamista Estados Unidos tiene suficientes problemas que lo están colapsando. La solución sigue siendo la misma que se ha repetido una y otra vez; volver a la fe y el compromiso con el Dios de la Biblia. Nunca dejaré de proclamar nuestra necesidad de la Reforma bíblica y puedes estar seguro de que voy a ir a la tumba apuntando hacia ese fin. La Reforma bíblica venidera va a restablecer el mundo con el fin de mover a las futuras generaciones a una vida mucho mejor de lo que ahora conocemos.

¿Cómo puedo saber esto? La Biblia dice así. Jesús no perdió la batalla; sino que es el Ganador porque venció el mal. Él seguirá prevaleciendo como Rey de reyes y Señor de señores, no importa lo mal que las naciones lleguen a ser antes de que reconozcan y declaren que ¡el Príncipe de la Paz es Jesús!