Las personas aceptan la tiranía voluntariamente

Ramón Arias | 7 de julio de 2014

El pueblo estadounidense de los siglos 19 y 20 no tenían idea de lo que era la tiranía. A la gente del siglo 21 no les va mejor, a menos de que hayan emigrado de una nación dominada por ese sistema de gobierno y cultura. Los inmigrantes que han vivido bajo la opresión tiránica son los que están en estado de shock al ver cómo Estados Unidos va por la misma pendiente resbaladiza de la tiranía y la forma en que la inmensa mayoría de sus ciudadanos no tienen ni idea, ¡a pesar de su muy celebrado Día de la Independencia!

¿Qué sabes acerca de la tiranía? ¿Cuánta investigación honesta has hecho? ¿Qué viene a tu mente cuando lees o ves en la televisión lo que ocurre en otras naciones como los resultados de la agitación social? ¿Sabes cómo describirlo?

Los Estados Unidos aun no tiene un gobernante absoluto, pero no está lejos de ello. Cada década las condiciones siguen allanando el camino para que tal persona sea coronada como tirano. Lo que tenemos ahora es una forma cada vez más despótica de gobierno que crece día a día con el poder sin límites y desprecia el valor inestimable del carácter en el individuo.

Considera una forma en que el gobierno destruye el carácter. El gobierno transfiere riquezas a las masas de personas dependientes, a través del sistema de bienestar social, suministrándoselos a través de muchos métodos, de tal manera que millones de personas ni siquiera quieren llamarlo por lo que es. Ellos han llegado a creer que se les debe y les importa muy poco que la "generosidad" del gobierno llega por el robo cometido en contra del núcleo productivo de la sociedad. Los políticos déspotas dependen de la gente para mantenerse en el poder. Una vez que entiendas esto empiezas a ver cómo la tiranía ya está en marcha en este país.

En tiempos atrás, recibir dinero por parte del gobierno era una vergüenza. Ahora se ha convertido en la norma por los números crecientes que le exigen al gobierno, esto se está convirtiendo en el estilo de vida estadounidense. La agenda perversa de cuidar a la gente desde la cuna hasta la tumba, que de otra manera podrían cuidar de sí mismos, ha polarizado al país y promete empeorarse a medida que los impuestos y los reglamentos aumentan sobre la clase media.

La mentalidad sanguijuela, que espera los beneficios del gobierno, crea a gente que está más que dispuesta a imponer la tiranía sobre la clase trabajadora aunque a la vez los mantengan ganando salarios míseros. El resto de sus ingresos es "recaudado" por el gobierno para redistribuirlo, incluyendo aquellos que están a favor de esto en el mundo corporativo. 

¿Cuánto tiempo puede sobrevivir una sociedad bajo tal clima cultural de la falta de carácter? ¿Quién va a seguir pagando por las masas reticentes que se niegan a ser responsables y productivas y para aquellos que son parte de los beneficiarios de asistencia social ricos? ¿Qué  piensas de esto? ¿Es demasiado tarde para que los Estados Unidos detenga esta forma de tiranía? O bien, ¿saldrán las personas de este hipnotismo y se negarán a poner a sus hijos y a sus nietos bajo tal esclavitud? ¿Rehusará la gente a ser cómplices de este gobierno despótico y rechazarán su dependencia a la asistencia financiera? ¿Estará dispuesta la gente a dejar la cultura que arrebata cuanta riqueza pueda de los demás cuando le sea posible? El tiempo lo dirá.

Estados Unidos ha pasado de la libertad al libertinaje. Este cambio abre la puerta para que otra forma poderosa de tiranía prospere. Los Estados Unidos fue la primera nación en entender la importancia total de la libertad bajo Dios y los patriotas lucharon con sus vidas y riqueza para asegurarla. El diccionario Merriam Webster define el libertinaje como: conductas o prácticas inmorales perjudiciales u ofensivas para la sociedad. También nos da los siguientes sinónimos: corrupción, depravación, inmoralidad, iniquidad, libertinaje, licencia, desenfreno, derroche y pecado. El diccionario utiliza muchas palabras fáciles de entender para que identifiquemos como mal, maléfico, hacer el mal, malo, maldad, perversidad, pecaminosidad, falta de escrúpulos, crueldad, envilecimiento, degeneración, disolución, indecencia, perversión, abominación, criminalidad, vileza, repugnante, decaído y miseria. ¿Te das una idea?

Cada vez más los estadounidenses están al tanto de la pérdida de libertades. Lo que también hay que entender es que cuando se cambia la libertad por el libertinaje, como si fueran iguales, estos no pueden coexistir pacíficamente. ¿Puede un cristiano o conservador buscar la libertad y a la vez ser dominado fuertemente por el libertinaje pero esperar que el resultado sea la paz, el amor, la alegría y el bienestar? Por supuesto que no, lo que tienen es una tiranía cultural autoimpuesta.

¿Recuerdan cómo nuestros primeros padres, Adán y Eva, perdieron la libertad bajo Dios? Estoy seguro que sí, ellos se rebelaron contra una sola ley moral. A través de su rebelión, el pecado entró a la raza humana. Al querer ser más sabios, se hicieron necios, y aquí estamos sufriendo las consecuencias (Génesis 3). El libertinaje es un acto de nuestra voluntad pecaminosa.

Hace dos mil años, la nación de Israel se jactaba de ser la elegida de Dios y sin embargo, estaba bajo la tiranía del Imperio Romano. Ellos le dijeron a Jesús que Dios era su Padre. Sin embargo, Jesús les reveló que el diablo era su padre, la evidencia de esto fue detectado fácilmente a través de la falta de carácter y el caos cultural en los israelitas. Esto no refleja a gente que vive sus derechos y libertades bajo Dios (Juan 8:31-47).

Los Estados Unidos sólo puede salir de este caos actual cuando los cristianos se arrepientan y vuelvan de sus malos caminos (2 Crónicas 7:14). Cuando estén en la posición correcta con Dios y Su ley moral, serán capaces de mostrar a la sociedad incrédula la diferencia entre la libertad y el libertinaje. Ejemplificarán cómo se puede obtener una vida transformada para construir el carácter al reconocer cómo el pecado es destructivo en sus vidas y cómo pueden superarlo y crecer en una nueva vida. 

La libertad bajo Dios destruye la tiranía, la corrupción exige la tiranía. ¡Nosotros decidimos!