La perversidad de la negligencia

Ramon Arias | 28 de enero de 2013

¿Sabes el significado de "no hay tal cosa como un almuerzo gratis"?  En realidad, es el título de un libro de Milton Friedman (1912-2006), un economista que en 1976 recibió el Premio Nobel de Economía. 

La idea original no viene de Friedman.  Durante el siglo XIX, los cantineros la utilizaron como una herramienta de mercadotecnia, ofreciendo almuerzo gratis todos los días a partir de las 11 horas.  Obviamente, el precio del "almuerzo gratis" estaba integrado al precio de las bebidas.  La teoría económica establece que los bienes y servicios ofrecidos deben ser pagados por alguien, “nadie obtiene algo por nada".

Medita en las siguientes citas de Friedman y considera seriamente dónde estamos y hacia dónde vamos: 

"Estoy a favor de reducir impuestos bajo cualquier circunstancia y por cualquier excusa, por cualquier razón, siempre que sea posible". 

"Tal vez lo hice bien y tal vez encabecé la batalla, pero nadie dijo que íbamos a ganar esta cosa en cualquier momento. La vigilancia eterna es obligatoria y tiene que haber personas que den un paso al frente, que creen en la libertad, y que estén dispuestos a luchar por ella". 

"El poder concentrado no es neutralizado por las buenas intenciones de quienes lo crean". 

"Detrás de la mayoría de los argumentos en contra del libre mercado está la falta de creencia en la libertad misma". 

"La Gran Depresión, como la mayoría de otros períodos de desempleo grave, fue producido por el mal manejo del gobierno más que por cualquier inestabilidad inherente de la economía privada". 

"El problema de la organización social es la forma de establecer un acuerdo en virtud del cual la codicia hará el menor daño posible, el capitalismo es ese tipo de sistema." 

"Nada es tan permanente como un programa de gobierno temporal". 

"La sociedad que pone la igualdad ante la libertad terminará con ninguna de ellas. La sociedad que pone la libertad antes que la igualdad va a terminar con una gran medida de las dos". 

"Si pones al gobierno federal a cargo del desierto del Sahara, en 5 años habría una escasez de arena". 

"La libertad en los arreglos de la economía en sí es un componente de la libertad en un sentido amplio, la libertad económica es un fin en sí mismo ... La libertad económica es también un medio indispensable para el logro de la libertad política". 

"La única manera que jamás se ha descubierto que tiene una gran cantidad de personas que cooperan voluntariamente en conjunto es a través del libre mercado. Y es por eso que es tan esencial para la preservación de la libertad individual". 

"El mayor problema sin resolver del día es precisamente el problema que preocupó a los fundadores de esta nación: la forma de limitar el alcance y el poder del gobierno. La tiranía, las restricciones a la libertad del hombre, provienen principalmente de las restricciones gubernamentales que nosotros mismos hemos creado". 

"La inflación es la única forma de impuestos que se puede imponer sin legislación". 

"Mucha gente quiere que el gobierno proteja a los consumidores. Un problema mucho más urgente es el proteger al consumidor del gobierno". 

"Nadie gasta el dinero de alguien más tan cuidadosamente como uno gasta lo suyo. Nadie usa los recursos de alguien más con tanto cuidado como uno usa lo suyo. Así que si quieres la eficiencia y la eficacia, si quieres que el conocimiento sea utilizado adecuadamente, tienes que hacerlo a través de los medios de propiedad privada". 

"El mercado negro era una manera de esquivar los controles gubernamentales. Era una manera de permitir que el mercado libre trabajara. Era una forma de apertura, de posibilitar a la gente". 

"Los gobiernos nunca aprenden. Sólo las personas aprenden". 

"El infierno no tiene furia como un burócrata despreciado". 

"La historia sugiere que el capitalismo es una condición necesaria para la libertad política. Evidentemente, no es una condición suficiente". 

"Sólo el gobierno puede tomar papel perfectamente bien, cubrirlo con tinta perfectamente bien y hacer que la combinación no tenga valor".  

"La solución gubernamental a un problema normalmente es tan mala como el problema”.  

“El hecho central más importante acerca de un mercado libre es que no se realiza el intercambio a menos que ambas partes se beneficien". 

"Las formas más importantes en que creo que el Internet afectará el gran problema es que va a hacer más difícil para que el gobierno recaude impuestos".  

"El poder de hacer el bien es también el poder de hacer daño". 

"No hay tal cosa como un almuerzo gratis". 

"Tenemos un sistema que cada vez más cobra impuestos al trabajo y subsidia la falta de trabajo".  

"La mayoría de las falacias económicas derivan de la tendencia a asumir que hay un pastel fijo, que una parte sólo puede ganar con el sacrificio de otro".[1]

Las ideas tienen consecuencias. Si las ideas erróneas se aplican, traen tragedia. Si las buenas ideas se aplican correctamente, entonces la tragedia se retira de la vida social, en gran medida. El rey Salomón dijo: “Hay caminos que al hombre le parecen rectos, pero que acaban por ser caminos de muerte” (Proverbios 14:12). Si ignoramos o descuidamos cumplir con nuestra responsabilidad de ser obedientes y vigilantes a todo lo que está ocurriendo a nuestro alrededor, entonces no tenemos a quien culpar más que a nosotros mismos, y todo el saqueo que está ocurriendo frente a nosotros es bien merecido. Ya es el tiempo de decir, ¡basta!  

La gente necesita entender con el fin de averiguar lo que está pasando en el mundo. Incluso los que ahora gozan con mucho gusto de ser receptores pronto descubrirán el impacto del dicho, "no hay tal cosa como un almuerzo gratis" porque los que están pagando por todos los beneficios se están cansando de pagar una factura que nunca autorizaron. Hay muchas maneras que parecen rectas a los hombres, sin embargo, si estas formas se construyen sobre las espaldas y los bolsillos de los demás siempre resultarán contraproducentes.

Cada generación que pasa por alto o ignora los comportamientos del pasado, así como las tendencias sociales actuales pone una carga mayor sobre la próxima generación. Esto es malo, y altamente condenado. Noah Webster, en su libro Historia de los Estados Unidos, dijo:

"[S]i los ciudadanos descuidan su deber y colocan a hombres sin principios en el cargo, el gobierno pronto se encuentra corrupto .... Si un gobierno republicano no garantiza la prosperidad y la felicidad pública, debe ser porque los ciudadanos descuidan los Mandamientos Divinos, y eligen a los hombres malos para realizar y administrar las leyes”. 

La negligencia cobra su debido, y es por esta razón, que una acción perversa trasmite sus efectos a muchas generaciones. Nos gusta culpar al gobierno por todos nuestros males. Nos gusta responder a las encuestas cuando se pide que califiquemos al Congreso, la Corte Suprema de Justicia y al presidente en su desempeño laboral, y sabemos que las calificaciones son una "F" de fracaso, es decir si son sinceros en su calificación. Pero Webster lo dijo muy bien, si el gobierno fracasa es porque los ciudadanos descuidan los mandamientos divinos. ¿De verdad dijo "descuidan los mandamientos divinos?" Así es. 

Un Estados Unidos sin la visión de los principios bíblicos no es el Estados Unidos original. No me importa lo que otros puedan decir y a ti tampoco te debería importar porque están mal y la cosmovisión bíblica tiene razón. Si tú no conoces los Mandamientos Divinos ¿cómo puedes defender la vida, las libertades, el derecho a la propiedad, el progreso y el de tu familia y los demás? Si tú dices que amas a Dios, pero descuidas sus mandamientos divinos ¿no crees que estás engañado?  

Aquí tienes una tarea con el fin de que puedas empezar a entender lo que quería decir Noah Webster sobre no descuidar los mandamientos divinos: Lee, medita y estudia seriamente Deuteronomio capítulos 4, 6, 8 y 28. Esto es para que te entusiasmes y te endereces si es que te has descarrilado. No quieres ser el que pasa su responsabilidad a otras personas con el fin de evitar lo que se espera de ellos. No quieres ser juzgado por la historia como alguien que fue negligente en hacer lo que era correcto.