¿Los niños aún por nacer son enemigos del Estado?

Ramon Arias | 3 de marzo de 2013

La representante Nancy Pelosi está promoviendo su brillante idea que está siendo aplaudida por los medios de comunicación liberales y asesinos de niños. Y, exactamente, ¿cuál es su idea brillante? Su propuesta es seguir gastando millones de dólares para continuar el Holocausto contra los bebés en el vientre de su madre como parte de la estimulación de la economía. ¡Ella lo ha proclamado en la televisión nacional!

Sólo las personas morales y justas están escandalizadas ante tal propuesta indignante, que va más allá de lo que las palabras pueden expresar especialmente porque Nancy Pelosi profesa ser de la fe católica romana, tiene cinco hijos y seis nietos. Barack Hussein Obama, quien también confiesa que ha aceptado a Jesús como su salvador personal, está a favor no sólo para continuar con la matanza de bebés en los EE.UU. sino en todo el mundo. Lo peor es que ambos están emocionados por ello. Pelosi y Obama no son los únicos funcionarios públicos de alto rango que han pronunciado a los niños no nacidos como los enemigos del gobierno federal; cuentan con el apoyo de una gran hueste, no sólo en el gobierno, pero en los poderosos medios de comunicación liberales, el mundo del espectáculo, la mayor parte del mundo de las finanzas e incluso muchas iglesias "cristianas".

¿Realmente creen que matar a los bebés ayudará a rescatar a Estados Unidos de su dilema económico? Al parecer, creen que esto es así. Pelosi en su afán de estimular la economía mediante la propuesta de reducir el número de niños por familia demuestra no sólo su pensamiento diabólico, pero lo ignorante que es en relación a la población con cero crecimiento en el mundo y cómo nueve países en Europa, puesto que no están reproduciéndose y su tasa de natalidad es muy baja, van a desaparecer. La falta de nuevos nacimientos en Europa ha traído daños económicos.

Estados Unidos necesita 2.1 hijos por pareja para poder sustentar a la población. No termino de comprender por qué la gente en su "sano juicio" sigue eligiendo a Pelosi y reeligió a Obama y a otros funcionarios públicos como ellos cuando saben que su posición está en contra de la santidad de la vida. Son cómplices de asesinato y no pueden ocultarse diciendo que no sabían la agenda de estas personas no sólo en contra de la santidad de la vida, sino también la redefinición del matrimonio y de la exaltación de la vida homosexual. Pelosi y compañía se comprometieron a cambiar a los Estados Unidos; lo están haciendo y hay más cambios por venir que sorprenderá a aquellos que verdaderamente aman al país que una vez conocieron ser el hogar de los libres y valientes.

Nancy Pelosi y los políticos con ideas afines, así como personas en la sociedad, realmente creen que están dotados con la sabiduría para dirigir a esta nación fuera de todos sus problemas y que sus decisiones son correctas, a pesar de lo horrible que sean.

En 1791, el conocido estadista irlandés Edmund Burke declaró en "Una carta a un miembro de la Asamblea Nacional":

"¿Qué es la libertad sin sabiduría y sin virtud? Es el mayor de todos los males posibles; pues es insensatez, vicio, y locura, sin restricciones. Los hombres están calificados para la libertad civil en proporción exacta a su disposición para poner cadenas morales sobre sus propios apetitos; en la medida en que están dispuestos a escuchar los consejos de los sabios y buenos en preferencia a la adulación de bribones.

La sociedad no puede existir, a menos que un poder que controle la voluntad y el apetito sea colocado en algún lugar; y mientras menos se encuentra en el interior, más tiene que haber en el exterior.

Está ordenado en la constitución eterna de las cosas, que los hombres de mentes intemperantes no pueden ser libres. Sus pasiones forjan sus grilletes".

Permítanme recordarles lo que la historia enseña; cuando el gobierno considera a los niños los enemigos del progreso, es una señal segura de peores cosas por venir. Esto no sólo quita las libertades de los vivos, sino que los lleva a la autodestrucción y la defunción de una nación. Ahora escucho a la gente común e incluso a supuestos cristianos coincidir con Nancy Pelosi; esto es verdaderamente aterrador.

Esto es lo que Santiago de la Biblia tenía que decir acerca de la sabiduría, ¿Quién es sabio y entendido entre ustedes? Que lo demuestre con su buena conducta, mediante obras hechas con la humildad que le da su sabiduría. Pero si ustedes tienen envidias amargas y rivalidades en el corazón, dejen de presumir y de faltar a la verdad. Ésa no es la sabiduría que desciende del cielo, sino que es terrenal, puramente humana y diabólica. Porque donde hay envidias y rivalidades, también hay confusión y toda clase de acciones malvadas. En cambio, la sabiduría que desciende del cielo es ante todo pura, y además pacífica, bondadosa, dócil, llena de compasión y de buenos frutos, imparcial y sincera. En fin, el fruto de la justicia se siembra en paz para los que hacen la paz”. (Santiago 3:13-18)

Recuerda que la mejor defensa es una ofensiva. Siempre está en alerta y llama a tus representantes y senadores para recordarles que ellos buscarán la reelección y que sus decisiones serán tomadas en consideración.