Los Demócratas movidos a la compasión por el asesinato de niños Sirios, ¿de verdad?

Ramon Arias | 9 de septiembre de 2013

Nadie puede negar los horrores de la guerra, especialmente la guerra civil. Las imágenes que hemos visto de los niños, hombres y mujeres de todas las edades asesinados por armas químicas en Siria son desgarradoras. ¿Quién tiene la culpa, el gobierno sirio o los rebeldes? Escuchamos informes contradictorios pero la culpa va para ambos lados. La guerra civil en Siria trae las peores atrocidades de ambos lados del conflicto.

Estamos escuchando de la Casa Blanca, del Secretario de Estado, líderes mayoritarios y minoritarios demócratas en ambas cámaras, junto con algunos republicanos y los medios de comunicación izquierdistas abogando para que los EE.UU. lance misiles de advertencia al gobierno sirio para detener el uso de armas químicas contra su pueblo, a pesar de que no está claro quién las usó. Los radicales y brutales islámicos le dan la bienvenida a esta intervención porque quieren derrocar al gobierno sirio. Los gobiernos de Siria e Irán advirtieron que harán llover misiles sobre Israel en represalia. Rusia, que es un partidario de Siria, ya cuenta con una presencia naval en el área lista para atacar. Gran Bretaña no apoyará a los EE.UU. en este lío y otros países están condenando la intervención en la guerra civil de Siria.

La mayoría de los estadounidenses no quieren que se involucren las fuerzas armadas. El Congreso, junto con la administración, garantiza que no se enviarán tropas sobre suelo sirio y que los misiles son disparos advertencia. Los misiles matan a las personas, incluyendo a los niños. Ellos están diciendo que no es una declaración de guerra contra Siria, lo que quieren es que los sirios no propaguen la guerra. ¡Tonterías! Eso es lo que es, una tontería. Esto es exactamente lo que hicieron los japoneses en Pearl Harbor, Hawaii. Atacaron Estados Unidos para que ésta no entrara a la Segunda Guerra Mundial. Ya conoces el resto de la historia. Dile a los sirios que van a perder sus vidas y la de sus seres queridos que no es una declaración de guerra. Esto es tan absurdo. Esto es pura locura de mentes enfermas que persiguen agendas diabólicas y confían que el pueblo estadounidense no descubrirá sus mentiras.

Escuchando a los demócratas, a algunos republicanos y los medios de comunicación de la izquierda que están utilizando las imágenes de niños asesinados por gas para abogar a favor de la intervención militar haría pensar a uno que realmente les importa. Hacen discursos emocionales para mover la opinión nacional en su favor puesto que se ven a sí mismos como dioses que ahora saben lo que es mejor para la nación y el mundo. Ellos están contando con un público mal informado que tontamente se somete a ellos. No importa que estos mismos seres inmorales están matando a esta nación, pero el mundo está expresando su repugnancia a tal arrogancia.

Estos mismos políticos son los que alababan la "primavera árabe" como testimonio de la grandeza de la democracia. Somos testigos de la forma en que se apresuraron para explicar inadecuadamente el fracaso en Egipto. Los Padres Fundadores advirtieron a las futuras generaciones de los peligros de la democracia. ¿Acaso les importa esto a los políticos? Es obvio que a la mayoría no les importa. Considera lo que pasó en Irak, Afganistán, Pakistán, Libia y otras partes del Medio Oriente y África del Norte.

¿Por qué estoy escribiendo sobre esto cuando ya se sabe lo que está ocurriendo? Para dirigir tu atención sobre la hipocresía de todos los demócratas y republicanos que están utilizando las imágenes de niños gaseados para vendernos su ambición de irse a la guerra. Si fueran tan apasionados por toda la masacre de niños inocentes, entonces estarían enfurecidos con el infanticidio que se ha llevado a cabo en esta nación desde que las mentes malvadas de la Corte Suprema en 1973 declararon la "legalidad" para que una madre o ambos padres maten a su hijo(a) no deseado. Cada día los niños son asesinados y el número ha crecido a más de 56 millones. ¿Por qué no se muestran las imágenes de cómo se destruyen las vidas de los niños en el vientre de la madre? ¿Por qué no se ven los vídeos de este crimen atroz contra los más indefensos de todos los seres humanos que viven y se desarrollan en lo que supuestamente debería ser el lugar más seguro de todos los lugares, el vientre de la madre? ¿Has visto cómo mueren los bebés por el aborto? Deberías hacerlo. ¡Es tu obligación! Ve a este enlace: "América no rechazará el Aborto hasta que América vea el Aborto".

Sí, ya sé que los Estados Unidos no es el único que mata bebés, ¿significa que deberían sentirse mejor por eso? El número de niños muertos en el mundo por el aborto es espeluznante: 1,307,379,000 y contando. Has leído bien, más de un mil trescientos siete miles de millones. Para obtener información más detallada vayan a http://www.numberofabortions.com

Los demócratas tienen razón cuando dicen que el uso del gas en la guerra civil de Siria es inmoral, pero, te pregunto, ¿fue moralmente correcto cuando los EE.UU. lanzó dos bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki, Japón, en 1945? Miles de niños murieron como resultado de esas bombas. ¡Las guerras son horribles! Lo que está ocurriendo en Siria es terrible. Entonces, ¿de qué lado del mal quieren estar los demócratas y algunos republicanos? Una cosa es cierta, el problema no se resolverá por la intervención militar de EE.UU. en esa región. Otros motivos alternos deben ser la fuerza impulsora detrás de la intervención, no la moral.

Comunícate con tus congresistas y tus senadores federales y déjales saber que necesitan detener la masacre de niños aquí en casa. El aborto debe ser detenido antes de que sea demasiado tarde y la nación pague las consecuencias de la profunda inmoralidad en todos los ámbitos de la vida social.

La generación de Noé no era diferente a la mayoría de la población mundial de nuestro tiempo. Él presenció un aumento de la corrupción y la ira de Dios contra esa generación:

"El Señor vio la magnitud de la maldad humana en la tierra y que todo lo que la gente pensaba o imaginaba era siempre y totalmente malo. Entonces el Señor lamentó haber creado al ser humano y haberlo puesto sobre la tierra. Se le partió el corazón. Entonces el Señor dijo: «Borraré de la faz de la tierra a esta raza humana que he creado. Así es, y destruiré a todo ser viviente: a todos los seres humanos, a los animales grandes, a los animales pequeños que corren por el suelo y aun a las aves del cielo. Lamento haberlos creado». Pero Noé encontró favor delante del Señor.

Ahora bien, Dios vio que la tierra se había corrompido y estaba llena de violencia. Dios observó toda la corrupción que había en el mundo, porque todos en la tierra eran corruptos. Entonces Dios dijo a Noé: «He decidido destruir a todas las criaturas vivientes, porque han llenado la tierra de violencia. Así es, ¡los borraré a todos y también destruiré la tierra! (Génesis 6:5-8, 11-13).

Desde entonces hasta hoy, los imperios y las naciones han sido juzgados, y continuarán siendo juzgados por su maldad. A menos que se arrepientan y se conviertan de sus malos caminos la ira de Dios no se detendrá. Estados Unidos puede llevar a las naciones en la dirección correcta, para una gran paz social y prosperidad, pero sólo cuando regrese de nuevo a la base bíblica de 1620. Si Estados Unidos se niega a regresar, sabemos cuál será el resultado.

Sigamos orando por la Reforma Bíblica, es nuestra única esperanza para el cambio y el progreso.