Sin el cristianismo, ¿qué utilizarían los ateos para apoyar su argumento de la inexistencia de Dios?

Deborah Judge | 23 de enero de 2014

¿Has notado una característica interesante entre los ateos de desacreditar al cristianismo cuando su argumento a favor de la no existencia de Dios no es abrumador?

Dado que los ateos son naturalistas ellos han configurado diferentes explicaciones naturalistas de lo que observamos en el universo, todo esto en su esfuerzo por desacreditar al cristianismo y al Dios de la Biblia. ¿No es curioso que el cristianismo se convierte en su objetivo específico? Cuando en realidad su espíritu los está instruyendo y afirmando que en realidad sí existe Dios como dice en el Salmo 19:1, “Los cielos cuentan la gloria de Dios, el firmamento proclama la obra de sus manos.”

Imaginemos que vivimos en un mundo sin ninguna influencia de la Biblia o del cristianismo, sin ninguna religión para que podamos siquiera escuchar la mención de Dios. ¿Existiría la idea de Dios? Los ateos se enorgullecen de que ellos son los verdaderos intelectuales y pueden explicar todas las cosas a través de la ciencia. Teniendo en cuenta la ciencia que tenemos hoy, ¿alguno de nosotros pudiera inclinarse hacia una creencia en Dios? ¿Podría la evidencia en el universo influir a cualquiera de nosotros hacia alguna forma de creencia en un Ser Supremo? Sólo los necios niegan la evidencia de Dios en la creación y siguen siendo ateos. Pero para el resto de nosotros, ¿podríamos evaluar las conclusiones de los ateos y rechazar a Dios a través de sus explicaciones? En realidad no, y creo que los ateos se dan cuenta de esto también. Por eso es que atacan al cristianismo en particular, porque su espíritu dado por Dios da testimonio a su espíritu de la existencia de Dios. ¡La evidencia en el diseño de todo el universo mismo es demasiado maravillosa!

Los ateos tienen una opción al igual que el resto de nosotros. ¿Creemos la evidencia o permitimos que nuestra razón limitada niegue lo que es obvio?

El cristianismo exige pruebas, contrario al argumento de los ateos de que la creencia sólo depende de una fe ciega. La distorsión cínica del ateo hacia el cristianismo siempre trabajará en su contra, especialmente si continúan sólo ocupándose de desacreditarlo y al Dios de la Biblia. Nadie ha atacado a Dios y ganado; esto sólo sigue demostrando Su existencia. La evidencia de la existencia de Dios es demasiada fuerte y nuestro espíritu lo sabe muy bien. Si nuestro espíritu no fuera suficiente, el cumplimiento de la profecía bíblica, la evidencia histórica, arqueológica y geográfica son todavía lo suficientemente pruebas abrumadoras para que nuestra razón una los datos. Así que el hombre no tiene excusa y depende de nosotros el continuar examinando la evidencia de Dios y el cristianismo.

Romanos 1:19-22

“Lo que de Dios se puede conocer, ellos lo conocen muy bien, porque él mismo se lo ha mostrado;  pues lo invisible de Dios se puede llegar a conocer, si se reflexiona en lo que él ha hecho. En efecto, desde que el mundo fue creado, claramente se ha podido ver que él es Dios y que su poder nunca tendrá fin. Por eso los malvados no tienen disculpa.  Pues aunque han conocido a Dios, no lo han honrado como a Dios ni le han dado gracias. Al contrario, han terminado pensando puras tonterías, y su necia mente se ha quedado a oscuras. Decían que eran sabios, pero se hicieron tontos”.