La historia de Heath White

Padre revela cómo llegó a amar a la hija con síndrome de Down que le había pedido a su esposa que abortara

  • Heath White, un piloto y un agente del FBI, dijo que siempre había buscado la perfección – y un niño con síndrome de Down no encajaba en esa foto
  • Pero su mujer se negó a tener un aborto y Paisley nació en 2007
  • Unos meses más tarde, él la estaba haciendo reír y se dio cuenta de que ella era igual que cualquier otro niño - aparte de eso ella era de él
  • Quería mostrar lo orgulloso que estaba de ella por lo que comenzó a participar en maratones y carreras juntos

Por REPORTERO DAILY MAIL

PUBLICADO: 11:22 EST, 1 de Octubre de 2013 | ACTUALIZADO: 11:45 EST, 1 de octubre de 2013

Un padre ha revelado en una entrevista brutalmente honesta cómo llegó a amar a la hija con síndrome de Down que había tratado de hacer que su mujer abortara.

Heath White, un piloto que se convirtió en agente para la FBI de Waskom, Texas, dijo que Paisley, su hija de cinco años – y una de tres hijos – es ahora "la luz en la oscuridad" y una inspiración para su familia.

Pero este no era su sentimiento en el 2007 cuando se enteró de que su esposa Jennifer llevaba un bebé con síndrome de Down, que hacía conflicto con su imagen de una familia perfecta.

En declaraciones a ESPN, explicó que él siempre fijaba su vista en la perfección – jugando para equipos deportivos a lo largo de sus años universitarios, logrando un promedio general de 4.0, se inscribió en la facultad de derecho antes de llegar a ser piloto – y la bebé amenazó con arruinar eso.

“Mi preocupación principal era lo que la gente iba a pensar de mí – ¿qué debilidad dentro de mí causó eso?” –dijo él–. “Cuando te enteras que tienes un niño con síndrome de Down es como experimentar una muerte, así es como me sentí. Como si estuviera recibiendo un bebé roto”.

Explicó que él hizo todo lo que pudo para tratar de forzar que Jennifer tuviera un aborto y, aunque ella dijo que él nunca abusó de ella, reconoce que él no la apoyó.

Ella describió su propia confusión al ver que el amor de su vida no quería al niño que ella sabía que ella quería tanto – y ella le dejó en claro que era el bebé o una vida sin ellos.

Paisley nació el 16 de marzo de 2007, uniéndose a su hermana mayor y sus padres. Pero mientras él sonreía en las fotografías, White dijo que no se sentía conectado a su hija.

Recordó cómo su madre comentó que la niña parecía que ni siquiera tenía síndrome de Down – y cómo él sentía que era una mentira.

Fue sólo unos meses después que se dio cuenta de que Paisley no era diferente a cualquier otro niño.

“El punto de inflexión fue cuando la tenía acostada y le hice cosquillas y ella se rió y sonrió conmigo y trató de alejarme”, recordó él. “Su risa y su sonrisa y su reacción conmigo, fue ahí cuando me di cuenta de que ella es como cualquier otro niño – ella es mi hija”. 

“Me sentí como si hubiera una muerte – como si estuviera recibiendo un bebé roto”

Heath White

Se dio cuenta de que quería mostrarle al mundo lo orgulloso que estaba de ser su padre.

Antes de que ella naciera, él había participado en carreras competitivas por años, pero paró cuando ella llegó. Se dio cuenta de que era algo que podían hacer juntos – él correría y la empujaría en una carriola especial.

Su primera carrera juntos se llevo acabo justo antes de su primer cumpleaños y continuaron recibiendo medallas en los próximos cinco años – participaron en nueve maratones, así como numerosas carreras de 5 km y 10 km. 

"Era sólo ella y yo, nada entre nosotros", dijo White. "Mirando hacia atrás en las fotos donde estoy corriendo con ella, eso es un buen recuerdo".

Los metrajes de las carreras muestran a Paisley riendo con alegría y saludando a los espectadores – o, simplemente, sentada disfrutando del paseo – mientras su padre los lleva a la línea de meta.

A medida que cumple cinco años, él ha decidido ahora dejarla correr por sí misma – y sabe que no tendrá ningún problema para hacerlo.

“Todo lo que he intentado llevar a cabo, nunca iba a ser perfecto. Pero mi amor por Paisley es perfecto”

Juntos, corrieron 321 millas en las carreras – lo cual es significante porque el Síndrome de Down es la tercera copia del cromosoma 21.

La pareja pasó a tener otra hija y están embarazados de nuevo – con su cuarta hija.

Cuando Paisley tenía 18 meses de edad, White comenzó a escribir una carta a Paisley, que compartió con ESPN, detallando sus sentimientos en conflicto acerca de su nacimiento y cómo es que ahora la ama más allá de lo que las palabras pueden expresar.

Él dijo que, aunque él sabe que la carta podía molestarla en un futuro, él espera que también le demuestre lo mucho que la quiere – y que le diga a otros padres preocupados de que no están solos.

"Nadie sabía cómo me sentía antes de que ella naciera, y si puedo hacer que una familia, una persona deje de vivir con la culpa y que no cometa el error que casi cometí, entonces valdrá la pena el dolor que Paisley sentirá más tarde en la vida sabiendo cómo me sentía”, dijo él.

Agregó que no le ha leído la carta aún, pero tiene planes de hacerlo.

"Era mi manera de arrepentirme", dijo él. “Es muy probable de que ella nunca se hubiera enterado lo que sentía antes de que ella naciera. Eso pudo haber sido mi secreto sucio que hubiera escondido para siempre.

"Pero yo no quería que fuera un secreto, yo quería que ella supiera que ella era todo para mí ... Mi amor por Paisley es perfecto".

Jennifer White también habló de los cambios que había visto en su marido.

“Inicialmente Heath había dicho: ‘No quiero cuidar de alguien por el resto de mi vida’”, ella le dijo a ESPN. "Creo que ahora lo mira y dice: ‘¡Ay, Dios mío, quizá no me toque hacerme cargo de ella el resto de su vida!’"