Datos de la vida antes del nacimiento

UNA VIDA NUEVA COMIENZA

Desde el momento de la concepción, 46 cromosomas con 30,000 genes se combinan para determinar todas tus características físicas: sexo, rasgos faciales, tipo de cuerpo, color del pelo, los ojos y la piel.

Aún más sorprendente, la inteligencia y la personalidad – la manera de pensar y sentir – ya estaban en su lugar dentro de tu código genético. En el momento de la concepción, ¡ya eras esencial y único(a)!

TODOS LOS SISTEMAS EN MARCHA

Progresaste de una sola célula a un ser humano pequeño con todos los órganos presentes y en funcionamiento. El resto de tu tiempo en el útero se dedicó al perfeccionamiento, al crecimiento y a la práctica. Cuando aún estabas en el vientre comenzaste a moverte, tragar y "respirar" el líquido amniótico, reaccionaste a los estímulos y, en general, a prepararte para la vida en el exterior.

          

UN CORAZÓN QUE LATE

Puesto que el corazón comenzó a latir a los 18 días, la sangre del bebé pasa a lo largo del cordón umbilical, fluye a través de la placenta y llega a los vasos sanguíneos maternos que se encuentran en el útero. Al otro lado de la pared divisoria, los dos suministros de sangre intercambian sus cargas gaseosas, el bebé le pasa a su madre su descarga de dióxido de carbono y ella le pasa a su bebé el oxígeno y nutrientes. 

Esta foto (a la izquierda) es de un video de la BBC de un latido del corazón embrionario a los 28 días

ONDAS CEREBRALES

El bebé se ha vuelto sensible y responde al tacto. Todas las cinco áreas principales del cerebro adulto están presentes. La función del cerebro, tal como se mide por las ondas de EEG, ha sido registrada tan pronto como 40 días después de la concepción.

Aquí el centro de control maravilloso envía mensajes a la madre y al bebé. La cabeza ocupa alrededor de una tercera parte del volumen total del cuerpo, pero comenzará a ser más proporcional al resto del cuerpo, conforme crece el bebé.

MEDIO AMBIENTE

El bebé vive dentro de una membrana transparente llamada el saco amniótico. El saco se llena con una solución salina que baña las células del cuerpo. En un proceso complejo – el cuerpo recicla el líquido, traga una parte, absorbe una parte, expulsa una parte – mientras crea la mayor parte al mismo tiempo. El embrión flota casi sin peso en el líquido por lo que está protegido de los golpes y no tiene que luchar contra la gravedad.

MANOS Y PIES

Los brazos se empiezan a formar alrededor de las 3 semanas y los dedos a partir de las 6 semanas. El bebé puede cerrar los dedos y el pulgar y abrirá la boca en respuesta a la presión aplicada en la base del pulgar. Al inicio, cuando sus manos tocan la boca el bebé vuelve la cabeza hacia el otro lado, aunque su boca se abre. Más tarde se puede volver la cabeza hacia las manos y poner el dedo en la boca para chuparlo. Las uñas están presentes a los 7 meses.

Las piernas y los pies del bebé se desarrollan un poco después de sus brazos y sus manos. Aproximadamente a las 9 semanas, en respuesta a un toque en la planta del pie, se le cerrarán sus dedos de los pies o dobla sus caderas y rodillas para alejarse del objeto. A partir de los 2 meses las huellas ya están grabadas en la piel. El bebé comienza a hacer movimientos lentos, patadas fuertes y pequeñas patadas rítmicas.

MANOS                                                       PIES

          

          

          

SONIDO Y VISION

El bebé está rodeado de un ruido fuerte, como el latido del corazón de su madre o de música a todo volumen. El bebé responde a los sonidos en frecuencias tan altas o bajas que no pueden ser escuchadas por el oído adulto del humano, lo cual sugiere que las vías sensoriales distintas de la oreja están implicadas. Responde a ruidos diferentes, incluyendo la voz de su madre, y está en sintonía con el ritmo de la vida de su madre – a menudo se despierta y duerme al mismo tiempo con ella.

Los músculos dentro de la órbita del ojo están presentes desde muy temprano en el embarazo, y los ojos del bebé se mueven cuando cambia de posición y durante el sueño. La luz penetra a través de la pared del útero y el líquido amniótico y la actividad fetal se incrementa en respuesta a la luz brillante. Los párpados se mantendrán cerrados hasta el séptimo mes para proteger los ojos. El parpadeo repetido de una luz aquieta a un bebé prematuro.

        CAVIDAD OCULAR                                TOCÁNDOSE LA OREJA

          

MOVIMIENTO

El bebé comienza a hacer movimientos espontáneos alrededor de las siete semanas, pero la madre no suele sentir al bebé moviéndose hasta aproximadamente las 16 semanas. A las 11 semanas el bebé traga líquido amniótico y se lo pasa de nuevo en su orina. También puede producir expresiones faciales complejas e incluso sonreír. A las 18 semanas es activo y lleno de energía y flexiona los músculos bastante. También puede hacer un puño impresionantemente duro y da puñetazos y patadas.