Cómo afecta el aborto a los hombres

El dolor mental y la angustia que sufren las mujeres que han abortado es ampliamente conocido y está bien documentado. Pero, ¿qué pasa con un hombre involucrado en la decisión de abortar a su bebé? ¿Él también sufre los efectos psicológicos negativos?

Los hombres a menudo son olvidados por los defensores del aborto y de los medios de comunicación, pero la verdad es que los hombres a menudo quedan igual de devastados por el aborto como las mujeres. Algunos de los efectos negativos que experimentan los hombres involucrados en el proceso del aborto son:

El dolor y la tristeza: Los hombres en nuestra cultura pueden tener dificultades para articular una sensación de tristeza. Pero, después de un aborto, los hombres se encuentran a menudo tristes y deprimidos.

Masculinidad: Después del aborto, los hombres pueden experimentar una sensación de ser incapaz de proteger a su pareja o a sus hijos. Esto puede ser incapacitante, afectar la autoestima y su valor masculino, y causar derrotismo en él.

La rabia o la ira: La rabia y la ira seguido es cómo los hombres se desahogan después de la pérdida por le aborto. La ira puede ser interiorizada o dirigida hacia la madre del niño u otras personas involucradas.

• Comportamientos de riesgos: El comportamiento imprudente o arriesgado puede aumentar después de haber estado involucrado en un aborto.

Ideas de suicidio: Los padres que se opusieron al aborto pueden tener tendencias suicidas ellos mismos. Esto ocurre sobre todo si el padre quería al bebé y estaba en contra del aborto.

Abuso de alcohol y drogas: Este es un mecanismo de defensa común compartido por muchos hombres. Algunos buscarán ayuda a través de un programa de tratamiento, mientras que otros seguirán en el exceso de alcohol y drogas.

El abuso emocional y / o maltrato conyugal: Esto puede dirigirse de hombre a mujer o mujer a hombre. En un nivel subconsciente, este es el escenario de la ira y el ataque, pero también puede estar "castigando" conscientemente al cónyuge por la elección de abortar. Algunas relaciones pueden deteriorarse por completo y dar lugar a un divorcio.

Coyle , C. T. , PhD. Men and Abortion: A Path to Healing [Los hombres y el aborto: Un camino hacia la sanidad]. Lewiston, NY: Life Cycle Books, 1999.

Lo que dicen los expertos

Según el psiquiatra Neil Bernstein, los hombres reaccionan frecuentemente con "negación y distanciamiento". Aquellos que pueden estar en contacto con sus sentimientos, dice él, pueden experimentar la misma gama de emociones y ambivalencias que las mujeres que se practican un aborto, incluyendo la compasión por la pareja, remordimiento por la destrucción de una vida y decepción de haber cometido un error.

Paterson, Judith.  Whose Freedom of Choice? Sometimes it Takes Two to Untangle [¿De quién es la libertad de elección? A veces se necesitan dos para desenredarse], The Progressive, 46(1):42 -45, abril de 1982.

El sociólogo Arthur Shostak dice: "La mayoría de los hombres con los que hablo piensan en el aborto años después de que se finalizó. Se sienten tristes, sienten curiosidad, sienten muchas cosas; pero, por lo general, no han hablado con nadie de ello. Es un tabú. No se acepta que ellos hablen del asunto... Con el hombre, si quiere derramar una lágrima, más vale que lo haga en privado. Si él siente que el aborto le negó a su hijo, más vale que lo trabaje él sólo.  No comparte su dolor con un clérigo o un ministro, ni lo comparte con un amigo cercano del sexo masculino mientras están de casería. Simplemente se queda con él y retiene sus sentimientos por mucho tiempo".

Greene, Bob. "Men Carry Abortion Scars, Too” [“Los hombres llevan cicatrices de aborto también]. Human Life Review, vol. IX No 4, Fall, 1983, pp.103 -104, reimpreso con el permiso de Tribune Company Syndicate, Inc., citando a Arthur Shostak

Vincent Rue, Ph.D., investigador pionero en el campo de los hombres y el aborto, escribió en un artículo, The Effects of Abortion on Men [Los efectos del aborto en los hombres], que "los hombres sí experimentan el dolor después de un aborto, pero son más propensos a negar su dolor o interiorizar sus sentimientos de pérdida en lugar de expresarlos abiertamente... Cuando los hombres expresan su dolor, tratan de hacerlo de una manera "masculina" prescritas por la cultura, es decir, la ira, la agresividad, el control. Normalmente los hombres sufren en forma privada después de un aborto. A causa de esto, las solicitudes de los hombres en buscar ayuda a menudo pueden pasar desapercibidas y desatendidas por los que les rodean". Él continúa: "Un varón atormentado y agobiado por sentimientos de culpa no ama fácilmente o acepta el amor. Su preocupación por su pareja, su negación de sí mismo y sus sentimientos implacables del vacío post aborto pueden anular incluso las mejores intenciones. Su sentido de culpa puede impedirlo de buscar compasión, apoyo o afecto. A su vez, ‘olvida’ cómo reciprocar estos sentimientos".