Abortos en el 3er trimestre

HISTEROTOMÍA

Similar a la cesárea, este método se utiliza generalmente si los métodos químicos como el envenenamiento por sal o las prostaglandinas fallan. Se hacen incisiones en el abdomen y el útero y el bebé, la placenta y el saco amniótico son removidos. Los bebés a veces nacen con vida durante este procedimiento, lo que da lugar para preguntar en cuanto a cómo y cuando estos niños son asesinados y por quién.

Este método ofrece el mayor riesgo para la salud de la madre, porque el potencial de ruptura durante los embarazos posteriores es muy posible. En los dos primeros años de aborto legal en el estado de Nueva York, la tasa de mortalidad por histerotomía fue 271.2 muertes por cada 100,000 casos.

TESTIMONIOS DE ABORTISTAS EN EL TERCER TRIMESTRE

 ABORTISTA POR HISTEROTOMÍA

"Los médicos extraen al feto mientras realizan la histerotomía y luego lo ponen sobre la mesa, donde se retorcía hasta que murió ... Todos los bebés tenían formas perfectas. Yo no pude soportarlo. Ninguna enfermera pudo".

-- Joyce Craig, directora de una clínica de Planned Parenthood [Planificación Familiar] de Brooklyn, que colaboró con los aborto durante dos meses, y luego renunció.

"Se podían ver los brazos y las piernas en los recipientes. Hasta el día de hoy tengo sueños horribles sobre eso. Era algo que puedes ver en una película de terror".

-- Ex trabajadora en una clínica Kirsten Breedlove

"Miré hacia el interior del recipiente en frente de mí. Vi a una pequeña persona desnuda ahí, flotando en un líquido sangriento – claramente la víctima de un accidente trágico por ahogamiento. Pero tal vez este no fue un accidente, porque el cuerpo está de color morado con moretones y la cara muestra la tensión agonizante de uno forzado a morir antes de tiempo.

 He visto ese rostro antes, en un soldado ruso tirado en una colina cubierta de nieve, congelado, rígido por la muerte y frío".

-- "Pro-choice” [“Pro-elección”] autora Magda Denes, "Performing Abortions” [“Realización de Abortos”], M.D. Commentary, 26 de octubre de 1976

"Recuerdo una experiencia como residente en una histerotomía. Recuerdo haber visto el bebé moverse debajo del saco de membranas, conforme se hizo la incisión de cesárea, antes de que el médico rompiera la fuente. De pronto pensé: ‘Dios mío, esa es una persona’. Luego él rompió la fuente. Y, cuando rompió la fuente, era como si tuviera un dolor en mi corazón, al igual que cuando vi ese primer aborto por aspiración.

Y luego sacó al bebé,  y yo no pude tocarlo. En ese momento, no fui un buen asistente. Me quedé estático, y la realidad de lo que estaba pasando, finalmente comenzó a filtrarse en mi cerebro y mi corazón entumidos. Se llevaron a ese pequeño bebé que estaba haciendo pequeños sonidos y movimientos y patadas, y lo pusieron sobre la mesa fría en un recipiente de acero inoxidable. Cada vez miraba hacia esa dirección mientras estábamos reparando la incisión en el útero y terminando la cesárea ...

... Veía a esa pequeña persona que se movía en ese recipiente. Al paso del tiempo cada vez pateaba y se movía menos, por supuesto. Recuerdo haber ido hacia la mesa y ver al bebé cuando terminamos con la cirugía y el bebé aún estaba con vida. Se podía ver el pecho que se movía y el corazón le latía, el bebé trataba de tomar un poco de aliento, y realmente me dio dolor en el interior, y empezó a educarme en cuanto a lo que realmente era el aborto".

Citado de: Meet the Abortion Providers [Conoce a los proveedores del aborto]