Comprensión del proceso legislativo

Introducción:

Cualquier persona puede redactar un proyecto de ley; sin embargo, sólo los miembros del Congreso pueden introducir legislación, y de esta manera convertirse en el patrocinador(es). Hay cuatro tipos básicos de la legislación: facturas, resoluciones conjuntas, las resoluciones concurrentes, y las resoluciones simples. El proceso legislativo oficial comienza cuando se numera un proyecto de ley o de resolución – HR [House Resolution] significa un proyecto de la Cámara y S es un proyecto de ley del Senado – se manda a un comité y es impreso por la Oficina de Publicaciones del Gobierno.

Paso 1 – Remisión al comité:

Con pocas excepciones, los proyectos de ley se remiten a las comisiones permanentes de la Cámara o el Senado de acuerdo con las reglas del procedimiento que han sido delineadas cuidadosamente.

Paso 2 – Acción del comité:

Cuando un proyecto de ley llega a un comité este se coloca en el calendario de la comisión. Un proyecto de ley puede ser referido a un subcomité o considerado por el comité en su totalidad. Es en este punto que un proyecto de ley es examinado cuidadosamente y sus posibilidades de ser aprobado es determinado. Si el comité no actúa sobre un proyecto de ley, esto es equivalente a matarlo.

Paso 3 – Revisión por un subcomité:

A menudo, los proyectos de ley son referidos a una subcomisión para que se estudie y se realice audiencias. Las audiencias ofrecen la oportunidad de dejar constancia de las opiniones de la rama ejecutiva, expertos, otros funcionarios públicos, partidarios y opositores de la legislación. El testimonio se puede dar en persona o presentarse como una declaración escrita.

Paso 4 – Edición:

Una vez finalizadas las audiencias, el subcomité podrá reunirse para "marcar" o editar el proyecto de ley, es decir, hacer cambios y modificaciones antes de recomendar el proyecto de ley al comité entero. Si un subcomité vota que no informará sobre la legislación al comité entero, el proyecto de ley muere.

Paso 5 – Acción del comité para informar de un proyecto de ley:

Después de recibir el informe de un subcomité sobre un proyecto de ley, el comité en pleno puede llevar a cabo más estudios y audiencias, o se puede votar sobre las recomendaciones de la subcomisión y cualquier enmienda(s) que se propongan. El comité entero vota sobre su recomendación a la Cámara o el Senado. Este procedimiento se llama "pedir que un proyecto de ley sea informado".

Paso 6 – La publicación de un informe por escrito:

Después de que un comité vota para que se informe un proyecto de ley, el presidente del comité, instruye al personal para preparar un informe escrito sobre el proyecto de ley. Este informe describe el propósito y el alcance de la legislación, el impacto sobre las leyes y los programas existentes, la posición de la rama ejecutiva, y puntos de vista de los miembros disidentes de la comisión.

Paso 7 – Programar acción en las salas:

Después de que un proyecto de ley se informa de nuevo a la Cámara, de donde es originario, se coloca en el orden cronológico en el calendario. En la Cámara de Representantes hay varios calendarios legislativos diferentes, y el presidente de la Cámara y el líder de la mayoría determinan en gran medida si, cuándo y en qué orden surgen los proyectos de ley. En el Senado sólo hay un calendario legislativo.

Paso 8 – Debate:

Cuando un proyecto de ley llega a la sala de la Cámara o el Senado, hay reglas y procedimientos que rigen el debate sobre la legislación. Estas reglas determinan las condiciones y la cantidad de tiempo asignado para el debate general.

Paso 9 – Votación:

Tras el debate y la aprobación de las enmiendas, el proyecto es aprobado o derrotado por los miembros a través de la votación.

Paso 10 – Remisión a otra cámara:

Cuando un proyecto es aprobado por la Cámara de Representantes o el Senado, el proyecto es pasado a la otra cámara en la que por lo general sigue la misma ruta a través de la acción del comité y luego pasa a la sala. Esta cámara puede aprobar el proyecto de ley tal y como lo recibió, rechazarlo, ignorarlo, o cambiarlo.

Paso 11 – Acción del comité de la conferencia:

Si se realizan cambios menores a un proyecto de ley por la otra cámara, es común que la legislación regrese a la primera cámara para la concurrencia. Sin embargo, cuando las acciones de la otra cámara alteran significativamente el proyecto de ley, se forma un comité de conferencia para conciliar las diferencias entre las versiones de la Cámara y el Senado. Si los congresistas no logran llegar a un acuerdo, la legislación muere. Si se llega a un acuerdo, se elabora un informe que describe las recomendaciones de los miembros del comité para los cambios. Tanto la Cámara de Representantes y el Senado deben aprobar el informe de la conferencia.

Paso 12 – Acciones finales:

Después de que un proyecto de ley ha sido aprobado por la Cámara y el Senado en forma idéntica, se envía al presidente. Si el presidente aprueba la legislación este lo firma y se convierte en ley. O bien, el presidente puede tomar ninguna acción durante diez días, mientras el Congreso está en sesión, y se convierte automáticamente en ley. Si el presidente se opone al proyecto de ley él pueda vetarla; o, si éste no realiza ninguna acción después de que el Congreso ha suspendido su segunda sesión, entonces es un "veto de bolsillo" y la legislación muere.

Paso 13 – Anulación de un veto:

Si el Presidente veta un proyecto de ley, el Congreso puede tratar de "anular el veto". Esto requiere un voto de dos tercios al pasar lista de los miembros presentes con un número suficiente para el quórum.