100 maneras de restaurar los valores cristianos en los Estados Unidos

Ramón Arias
Cultural Legacy
Presidente y Fundador

¿Puede la grandeza de los Estados Unidos permanecer de manera indefinida? Depende. ¿De qué depende? De que todo verdadero cristiano acepte la responsabilidad del futuro de la nación.

Las plantas, los animales y las personas morimos. Es una verdad inalterable. Lo que no debe morir es una nación, sin embargo, los Estados Unidos están muriendo. La historia está llena con las ruinas de lo que permanece de imperios antiguos. Para una mejor comprensión no hay que ir muy lejos en la historia, en el siglo XX la humanidad fue testigo del colapso de la Ex Unión Soviética, la Alemania de Adolfo Hitler, el Imperio Italiano de Benito Mussolini, el Imperio Japonés de Hiroito, el Imperio Austrohúngaro y aún el Antiguo Imperio Británico. ¿Qué fue lo que destruyó a estas grandes naciones? ¿Cómo pudieron morir tan poderosos imperios? ¿Cómo es posible que sus vastos recursos económicos y militares hayan desaparecido? Más que la destrucción de lo que una guerra puede producir, es la condición moral de una sociedad la que determina si la nación vive o muere.

Los mismos síntomas de descomposición que destruyeron a los grandes imperios están muy activos en la actual cultura de esta nación. ¿Cuáles son esos síntomas? Algunos de ellos son la descomposición social, una decadente educación, el aumento del crimen, el desorden económico, un voraz apetito por las cosas materiales, el interés por el ocultismo, la desunión política, los impuestos excesivos, la degradación cultural, el deterioro de las normas morales, la perversión sexual, el caos en la familia, el ataque contra la institución del matrimonio tradicional y la devaluación de la vida humana.

No te dejes engañar, Estados Unidos está en sería crisis. Su fundamento se está desmoronando y se está cayendo todo alrededor mientras la mayoría de sus ciudadanos sólo están de observadores. La ética y los valores morales bíblicos que hicieron a esta nación la más poderosa y próspera en la historia humana están siendo atacados severamente. A Dios se le está corriendo de la vida pública y de la cultura americana. El humanismo secular y el relativismo están dominando la plataforma y para desgracia están reescribiendo la historia de esta gran nación.

¿Será demasiado tarde para salvar a la nación? ¡No, no es demasiado tarde! Nosotros, los cristianos, podemos ser la diferencia. La esperanza que tenemos para que podamos sobrevivir es aplicar la Palabra de Dios a cada área de nuestra vida y de la sociedad. Lo que las personas creen tiene consecuencias no sólo en lo personal, sino también en la ciencia, en la tecnología, en las humanidades, en el comercio y en la educación.

No debemos ser espectadores, ni mucho menos creer en la neutralidad. Dios nos llama a defender e implementar los principios bíblicos sobre los cuales se fundó esta nación. Si cada cristiano y cada ciudadano hacen algo, ¡podemos cambiar la nación! No menosprecies, ni dudes, lo que Dios quiere hacer por medio de ti.

Debemos restaurar el fundamento de los valores bíblicos que hicieron de esta nación la más próspera y poderosa del mundo. Las ideas de las personas tienen consecuencias y se transmiten de una generación a otra. Para erradicar el error y la mentira deben dominar los principios éticos-morales-bíblicos en la mente y el corazón de las personas.

Estamos muy agradecidos con el ministerio Coral Ridge y con su presidente fundador, D. James Kennedy, Ph.D., por permitirnos traducir y hacerles llegar “100 maneras de restaurar los valores cristianos en los Estados Unidos”. En su contenido se encuentran ideas y apoyo de diversas organizaciones para una involucración efectiva en nuestra comunidad, estado y nación.

Ya llegó la hora de decir “basta” a los atropellos, a las intimidaciones y al robo de nuestra libertad en la vida pública de la nación.

“Ustedes son la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve insípida, ¿cómo recobrará su sabor? Ya no sirve para nada, sino para que la gente la deseche y la pisotee. "Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad en lo alto de una colina no puede esconderse. Ni se enciende una lámpara para cubrirla con un cajón. Por el contrario, se pone en la repisa para que alumbre a todos los que están en la casa. Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo” (Mateo 5: 13-16).

Una vez que estés participando con alguna, o algunas, de las sugerencias que se recomiendan, u otras que no se mencionen, por favor, comparte con nosotros los resultados para que los publiquemos y así otras personas se motiven y hagan también la diferencia.


Coral Ridge Ministries

100 maneras de restaurar los valores cristianos en los Estados Unidos

Edición actualizada y revisada

Estimado Amigo:

“Lo único que se requiere para que triunfe el mal es que los hombres rectos no hagan nada.” Me imagino que cuando el estadista británico del siglo XVIII, Edmund Burke, hizo esta poderosa declaración, nunca imaginó cuánto sus palabras se aplicarían a nuestra vida hoy día.

Sin embargo, hoy por hoy en los Estados Unidos nos encontramos en una encrucijada. Mientras la moral bíblica tradicional decae cada vez más a nuestro alrededor, muchas personas optan por mantenerse al margen y no ser sino espectadores. En una época en que muchos se aferran a la idea de que toda verdad es relativa, muy pocos están deseosos de compartir la Verdad absoluta de Dios. Como nos recuerdan las palabras de Burke, no ayudamos en nada a las personas que nos rodean cuando guardamos silencio. El hecho de hacer caso omiso de los cambios que se producen a nuestro alrededor no hará que estos se detengan, y tampoco nos protegerá de los efectos de esta decadencia progresiva.

Pero, ¡los cristianos sí pueden influir en lo que pasa a su alrededor! Podríamos cambiar la nación si los creyentes tan sólo se dieran cuenta de que aunque no pueden hacer todo, sí pueden hacer algo, y si resolvieran hacer lo que está a su alcance.

En las Escrituras vemos claramente que Dios llama a los creyentes a servirle fielmente, aun en las cosas pequeñas, y en la medida en que somos fieles, Dios usa nuestros esfuerzos. No tenemos que preocuparnos por los resultados inmediatos de nuestras acciones, sino por obedecer su guía y confiar en su respuesta.

El restaurar los valores cristianos en los Estados Unidos no es algo que pueda lograrse de un día para otro. Por esa razón, este folleto le ofrece 101 maneras para que comience a hacerlo. Pido a Dios que esta publicación lo inspire a actuar y que empiece a trabajar en su comunidad para restaurar los principios bíblicos en nuestro país.

Que Dios lo bendiga,

D. James Kennedy, Ph.D.
Presidente y Fundador

ÍNDICE

1. HÁGASE MIEMBRO DE UNA IGLESIA QUE ESTÉ FUNDAMENTADA EN LA PALABRA DE DIOS 

2. INSCRÍBASE PARA VOTAR, ¡Y LUEGO VOTE!

3. ÚNASE A “MOMS IN TOUCH”

4. ASISTA A REUNIONES PÚBLICAS

5. COMIENCE UN ESTUDIO BÍBLICO EN SU LUGAR DE TRABAJO

6. AYUDE A TERMINAR CON EL ABORTO

7. ÚNASE A UN GRUPO PRO-FAMILIA

8. CONOZCA A SUS FUNCIONARIOS ELECTOS

9. SIRVA DE VÍNCULO ENTRE LA IGLESIA Y LAS ORGANIZACIONES

10. SEA VOLUNTARIO EN UN HOSPITAL LOCAL 

11. CONOZCA SUS DERECHOS COMO CRISTIANO

12. ORGANICE UNA MESA DE CONCIENTIZACIÓN

13. ORE POR LOS LÍDERES NACIONALES Y COMUNITARIOS

14. COMUNÍQUESE CON LOS FUNCIONARIOS ELECTOS

15. COMPARTA LA VERDAD ACERCA DEL JUEGO EN LOS CASINOS

16. AYUDE A ELIMINAR LAS BARRERAS CULTURALES

17. AYUDE A LAS PAREJAS CASADAS

18. DÉ CLASES DE ESCUELA DOMINICAL

19. DIRIJA UNA CAMPAÑA DE INSCRIPCIÓN EN EL PADRÓN ELECTORAL 

20. HÁGASE PADRE DE CRIANZA (FOSTER PARENT)

21. RESPETE EL DÍA NACIONAL DE LA ORACIÓN

22. REPARTE GUÍAS PARA VOTANTES

23. PATROCINE A UN NIÑO EN UNA ESCUELA CRISTIANA

24. COLOQUE EN LAS BIBLIOTECAS LIBROS EN DEFENSA DE LA FAMILIA

25. OFRÉZCASE PARA MINISTRAR EN LAS CÁRCELES

26. SUSCRÍBASE A PUBLICACIONES CRISTIANAS

27. ESCRIBA CARTAS AL EDITOR

28. ORE TODOS LOS DÍAS

29. ÚNASE A LA ASOCIACIÓN U ORGANIZACIÓN DE PADRES Y MAESTROS LOCAL 

30. CAPACÍTESE PARA AYUDAR A LOS NECESITADOS

31. APOYE/ÚNASE A  “TRAIL LIFE USA”

32. APOYE UN REFUGIO PARA MADRES SOLTERAS 

33. PARTICIPE ACTIVAMENTE EN SU PARTIDO POLÍTICO LOCAL

34. LEA SU BIBLIA TODOS LOS DÍAS Y OBEDÉZCALA

35. COMIENCE UN PROGRAMA DE VIGILANCIA EN SU VECINDARIO

36. PROMUEVA LA ENSEÑANZA BÍBLICA DE LA ABSTINENCIA

37. PARTICIPE EN LA “CADENA DE VIDA” (LIFE CHAIN)

38. TESTIFIQUE DE CRISTO 

39. FORME UNA COALICIÓN EN SU COMUNIDAD

40. PARTICIPE EN UNA CAMPAÑA POLÍTICA

41. CREA UNA RED DE ALERTA TELEFÓNICA

42. LLAME A LOS “TALK SHOWS” (PROGRAMAS DE OPINIÓN) RADIALES

43. AYUDE A SUS VECINOS ANCIANOS

44. ASISTA A LAS REUNIONES DE LA JUNTA ESCOLAR

45. PROMUEVA EL PERIODISMO JUSTO E IMPARCIAL

46. APOYE UN MINISTERIO UNIVERSITARIO 

47. INICIE UNA “POLÍTICA COMUNITARIA DE MATRIMONIO” EN SU COMUNIDAD 

48. VISITE A LOS FUNCIONARIOS LOCALES, ESTATALES Y FEDERALES

49. SEA VOLUNTARIO EN UNA RESIDENCIA PARA ENFERMOS DESAHUCIADOS

50. OBSERVE LA SEMANA DEL PATRIMONIO CRISTIANO

51. POSTÚLESE PARA UN PUESTO EN LA JUNTA ESCOLAR

52. VISITE UN ASILO DE ANCIANOS LOCAL

53. ORGANICE SU DISTRITO ELECTORAL

54. SEA ANFITRIÓN DE UNA FIESTA DE VECINDARIO QUE TENGA ALGÚN PROPÓSITO

55. ÚNASE AL CUERPO DE ORACIÓN NACIONAL

56. APOYE UN MINISTERIO EN ALGUNA ZONA URBANA DEPRIMIDA

57. DONE SANGRE

58. PATROCINE LA “NOCHE DEL CANDIDATO” EN SU IGLESIA

59. VISITE A CORRECCIONALES DE MENORES

60. SEA VOLUNTARIO PARA “MEALS ON WHEELS”

61. ESTABLEZCA UNA RED DE ALERTA POR FAX

62. PÓNGASE EN CONTACTO CON LAS CADENAS DE TELEVISIÓN Y SUS AFILIADOS

63. “ADOPTE” A UNA FAMILIA MONOPARENTAL (DE MADRE O PADRE SOLTERO)

64. ORE POR LA IGLESIA PERSEGUIDA

65. ADOPTE A UN NIÑO

66. PIDE A LAS TIENDAS QUE ELIMINEN LA PORNOGRAFÍA

67. AYUDE FINANCIERAMENTE A ALGUIEN PARA QUE PUEDA ASISTIR A UNA CONFERENCIA

68. COMPROMÉTASE JUNTO CON SU FAMILIA A LOS FUNDAMENTOS CRISTIANOS

69. BOICOTEE A LOS PATROCINADORES DE PROGRAMAS CENSURABLES

70. SIRVA EN LAS JUNTAS ESTATALES Y LOCALES

71. AVERIGÜE QUÉ LIBROS DE TEXTO SE ESTÁN USANDO EN LAS ESCUELAS PÚBLICAS

72. OFREZCA UN OBSEQUIO A LOS RECIÉN LLEGADOS A SU VECINDARIO

73. PROMUEVA FILTROS DE PORNOGRAFÍA EN LAS BIBLIOTECAS 

74. COMPARTA MATERIAL DE LECTURA CRISTIANO 

75. APOYE LA PELÍCULA “JESÚS”

76. INVITACIONES A LA IGLESIA EN DÍAS FESTIVOS

77. UNA SEMANA SIN TELEVISIÓN 

78. APOYE EL PROGRAMA D.A.R.E. EN SU COMUNIDAD 

79. PROMUEVA LA PROHIBICIÓN DE ANUNCIOS PUBLICITARIOS DE LICOR POR TELEVISIÓN

80. ESPERANZA Y SANIDAD PARA LOS HOMOSEXUALES

81. SEA VOLUNTARIO EN UN CENTRO PARA MUJERES EMBARAZADAS EN ESTADO DE CRISIS

82. OFRÉZCASE COMO VOLUNTARIO PARA EL COMITÉ DE SELECCIÓN DE LIBROS 

83. SEA MÁS INTELIGENTE QUE LOS VENDEDORES DE PORNOGRAFÍA

84. CELEBRE EL “DOMINGO DE LA INVIOLABILIDAD DE LA VIDA”

85. OFRÉZCASE PARA AYUDAR AL BANCO DE COMIDA LOCAL

86. OFREZCA AYUDA A LOS QUE SUFREN

87. PROPONGA LEGISLACIÓN MODELO EN DEFENSA DE LA FAMILIA

88. COMIENCE UN GRUPO DE APOYO PARA VARONES 

89. PATROCINE O ASISTA A UN SEMINARIO DE FINANZAS

90. REUNIONES DE ORACIÓN PARA PASTORES

 91. COMIENCE O ÚNASE A UNA CÁMARA DE COMERCIO CRISTIANA

92. APOYE PELÍCULAS DE CLASIFICACIÓN “G” Y “PG”

93. CONOZCA SUS DERECHOS EN LA ESCUELA

94. ORGANICE UN CLUB BÍBLICO DE VERANO

95. ¡DEFIENDA LA VIDA!

96. COMIENCE UNA RED DE ALERTA POR CORREO ELECTRÓNICO

97. ANIME A SUS HIJOS A QUE SE INVOLUCREN

98. LUCHE POR LA REFORMA TRIBUTARIA

99. INSTE A LAS AUTORIDADES A HACER CUMPLIR LAS LEYES CONTRA LA OBSCENIDAD

100. AYUNE Y ORE POR LOS ESTADOS UNIDOS